BRANDED CONTENT

El Port de Barcelona preparado para encabezar la revolución tecnológica verde

El Port de Barcelona apuesta por la innovación y trabaja decididamente para consolidarse como un puerto smart y sostenible de referencia a nivel mundial. Entre sus principales objetivos de ser un puerto más competitivo, más sostenible y ser el motor de empleo y oportunidades, añade el de ser un puerto neutro en emisiones en el año 2050.

Dos importantes retos de presente y futuro

Estos son los dos retos que afronta el Port de Barcelona para liderar su revolución tecnológica verde:

  • Acelerar su transformación en puerto smart.
  • Impulsar las energías sostenibles.

Acelerar su transformación en puerto smart

El Port de Barcelona es uno de los referentes en el desarrollo de un modelo de puerto inteligente. Un smart port es un puerto que utiliza automatización y tecnologías innovadoras, como inteligencia artificial (IA), digitalización, Big Data, Internet de las cosas (IoT) y blockchain para mejorar su rendimiento.

El Port de Barcelona basa su éxito en la colaboración. Ayudar al sector económico a través de la colaboración es, por tanto, uno de sus objetivos prioritarios, facilitando las actividades comerciales y logísticas de forma sostenible. Utilizar la digitalización para ser un puerto inteligente, un smart port, y avanzar hacia la transición ecológica son las dos claves para encarar los retos de futuro. También en escenarios difíciles de prever como la actual pandemia por coronavirus.

El Port de Barcelona apuesta por la innovación y trabaja decididamente para consolidarse como un puerto smart y sostenible de referencia a nivel mundial

La apuesta por incentivar la innovación del Port de Barcelona incluye la plataforma OpenPort que, bajo el concepto de innovación abierta, pretende desarrollar sistemas de cooperación entre start-ups y la comunidad portuaria para buscar soluciones innovadoras; iniciativas como PortInnova, donde el Port de Barcelona y diferentes empresas del sector portuario proponen desafíos a estudiantes de Formación Profesional (FP) para que desarrollen soluciones originales basadas en la tecnología y la innovación; el Smart Catalonia Challenge, competición que promociona la innovación abierta para resolver retos territoriales en Catalunya, o también el Pier01, un hub destinado al impulso del emprendimiento y la innovación de Barcelona Tech City.

La presente edición del Smart Ports: Piers of the Future sirvió para mostrar la importancia de tener un puerto inteligente y digitalizado, comprometido con el medio ambiente pero, ante todo, conectado con los habitantes de su ciudad y del mundo

Impulsar las energías sostenibles

El Port de Barcelona está plenamente comprometido con los objetivos que se han fijado la UE y la OMI derivados de los Acuerdos de París para la reducción de emisiones en el horizonte 2030 y 2050.

Uno de los principales proyectos en este ámbito es el llamado Power to Ship, que permitirá la conexión eléctrica de los buques en muelle eliminando las emisiones de los motores auxiliares durante su estancia en puerto o, también, la apuesta por la movilidad eléctrica y la promoción del gas natural licuado (GNL) como combustible alternativo para buques, camiones y maquinaria de terminal para reducir de forma significativa las emisiones y luchar contra el cambio climático.

YouTube video

El resultado de los esfuerzos realizados en este sentido ha sido la reducción en un 20% de las emisiones de CO2, lo que ha convertido al Port de Barcelona en el primer puerto del mundo en conseguir la estrella de la iniciativa Lean & Green.

¿Cómo lidera el Port de Barcelona la revolución digital?

En aspectos como la digitalización, la crisis generada por el Covid-19 ha hecho avanzar al Port de Barcelona en tres meses lo que, de otro modo, se habría tardado mucho tiempo. En el caso del Port de Barcelona, la apuesta por desarrollarse como smart port hace posible la respuesta urgente y coordinada necesaria para generar nuevas oportunidades a la sociedad.

Muchos de los servicios relacionados con las cadenas logísticas que implican al Port de Barcelona están digitalizados en su práctica totalidad. Port Community System (Portic) es un buen ejemplo. La plataforma electrónica de la Comunidad Portuaria barcelonesa gestiona telemáticamente más de 31 millones de intercambios documentales al año. Cada día, en las terminales de contenedores del Port de Barcelona operan una media de entre 3.000 y 4.000 camiones que realizan operaciones de carga y / o descarga de contenedores. Todo esto no sería posible sin la digitalización. Durante la pandemia, Portic ha demostrado ser un instrumento esencial que ha permitido a muchos trabajadores de la Comunidad Portuaria trabajar desde su casa con la misma efectividad que en la empresa.

Port Links es una herramienta que permite construir cadenas de transporte para importar o exportar un contenedor entre cualquier puerto del mundo y una localización europea a través de Barcelona

El Port de Barcelona también ha desarrollado un gran número de aplicaciones de utilidad para diferentes colectivos de la comunidad logística-portuaria, a la vez que dan información compartida por todos ellos: tiempo de acceso; Portlinks (herramienta para construir la cadena de transporte óptima entre un origen y un destino, pasando por el Port de Barcelona); CTA (sistema de trazabilidad de contenedores que agrupa y trata todos los datos generados en una operación marítima desde diferentes fuentes); Smart Maritime Traffic Management (control y gestión de los servicios que requieren los buques), etcétera.

El Port de Barcelona trabaja cada día por el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que incluyen el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación y el consumo sostenible

Por otro lado, el Port de Barcelona está desarrollando un importante Plan de Telecomunicaciones. La idea es tener desplegada en el 2023 la nueva red de telecomunicaciones de gran capacidad, proyecto en el que el Port de Barcelona va a invertir unos 10 millones de euros y que permitirá desarrollar una potente oferta de servicios de apoyo a la logística, además de seguir creciendo como smart port. Se trata de una red 5G de gran capacidad y fiabilidad preparada para el Internet of Things (IOT) y para el creciente grado de automatización de las herramientas de gestión, no únicamente del Port de Barcelona sino de todo el sector logístico.

5G Maritime nace para optimizar el tráfico marítimo, mejorando la seguridad y sostenibilidad

¿Qué hace el Port de Barcelona para liderar la revolución energética?

Estos son los tres ejes en los que el Port de Barcelona trabaja para liderar la revolución energética:

  • Transición hacia una economía limpia y circular: un nuevo modelo energético
  • Reducción de la contaminación de la actividad portuaria.
  • Descarbonización de la actividad portuaria (emisiones de gases de efecto invernadero).

Para conseguir la transición hacia una economía limpia y circular, el Port de Barcelona se apoyará en:

  • Potenciar eficiencia y ahorro energético en los edificios de la APB y en todos los edificios de concesiones situados en la zona portuaria.
  • Promover la generación de energías renovables
  • Fomentar el consumo compartido a partir de comunidades energéticas que puedan generar y consumir sin depender de la red de distribución.
  • Hacer que la red eléctrica sea inteligente para poder integrar varias fuentes y varias demandas y escoger en cada momento la que más conviene (smart grid).
YouTube video

Para reducir la contaminación de la actividad portuaria, el Port de Barcelona trabaja en:  

  • Bonificaciones a los buques y a las concesiones que tengan un comportamiento ambiental más correcto. Es una de las pocas herramientas que disponen los puertos para incidir en el sector marítimo. Desde el 2014 se bonifican los buques con gas natural y desde el 2018 los de baterías.
  • Promoción de combustibles más limpios para la movilidad de las mercancías para buques, camiones y maquinaria de terminal.
  • Electrificación de los principales muelles para que los buques puedan conectarse a la electricidad y evitar la generación a bordo con motores diésel.
  • Fomento del vehículo eléctrico para flotas del puerto y vehículos de trabajadores y vehículos pequeños y medios dedicados al transporte de mercancías.

El Port de Barcelona ha renovado buena parte de su flota propia con vehículos 100% eléctricos

Para descarbonizar la actividad portuaria (reducir las emisiones de gases de efecto invernadero) el Port de Barcelona centrará sus esfuerzos en:

  • Nuevos combustibles de movilidad de personas y mercancías cero carbono, basados en el hidrógeno o/y en portadores de hidrógeno como el amonio, el metanol o el biogás.
  • Energía renovable y eficiencia energética a todos los niveles.
  • Reducir las emisiones de GEH de los buques en puerto con la electrificación de muelles y de la maquinaria de terminal.
  • Fomento de la economía circular que significa escoger recursos y materias naturales y renovables, maximizar el reciclaje o la reutilización, en definitiva, reducir los residuos y las externalidades de los procesos de producción.


Una apuesta decidida por la sostenibilidad

El Port de Barcelona hace una firme apuesta por la sostenibilidad y en la nueva década destinará muchos de sus recursos, tanto económicos como humanos, al desarrollo de proyectos relacionados con la actual emergencia climática.

Según los cálculos preliminares realizados por el Port de Barcelona, el conjunto de la actividad que se desarrolla en el recinto portuario emite unas 315.000 toneladas anuales de CO₂, de las cuales 215.000 toneladas provienen de los buques (incluyendo las derivadas del anclaje, maniobra y durante su estancia a puerto); alrededor de 78.000 toneladas de CO₂ corresponden al consumo eléctrico de todas las instalaciones que hay dentro del recinto portuario, y las restantes 20.000 toneladas de CO₂ provienen de las emisiones de los vehículos, tanto ligeros como pesados, maquinaria de terminal e industria.



Con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del Port de Barcelona y acercarse al cumplimiento de los ODS en materia ambiental, el Port apuesta por un nuevo modelo energético basado en tres ejes: las energías renovables, el almacenamiento de energía y una red eléctrica inteligente que permita dar respuesta a nuevos consumos con una gestión óptima. Y trabaja a través de diversas iniciativas y proyectos

El objetivo que se fija el Port de Barcelona es reducir las emisiones de CO₂ en un 50% para el 2030 en relación a las emisiones del 2017, un objetivo que está de acuerdo con los que se ha fijado la UE derivados de los Acuerdos de París de reducir en un 50% en el horizonte 2030 y de prácticamente el 100% en el 2050, en relación a las emisiones del 2008.

Por su parte, la OMI (Organización Marítima Internacional) ha fijado una estrategia inicial para la descarbonización del sector marítimo que fija un objetivo de reducción del 50% para el año 2050, tomando como base el 2008.

YouTube video