El primer paso para la descarbonización es la medición. Solo podemos gestionar lo que medimos

Las nuevas tecnologías y combustibles para descarbonizar el sector marítimo son cuestiones de máxima actualidad, y que serán analizadas en los paneles del SIL

El cambio climático ha puesto bajo la mira regulatoria, a más de 50.000 empresas. La transición verde ya está aquí. Y está costando miles de millones de euros cada año. Muchos ven la transición como un centro de costes climáticos. Pero para los oportunistas es un océano de capital.

Escuchamos de nuestros socios logísticos que ser más sostenibles les ayuda a ganar más  contratos y licitaciones; lo que significa que la falta de características “verdes” es un limitante al crecimiento. Si quieres ganar, alinear tu producto o servicio con medidas ambientales es ahora esencial.

Para las empresas marítimas que desean hacer del cambio climático el eje de su estrategia de adquisición de clientes, necesitan soluciones rápidas y fáciles de implementar. Ahora.

La tecnología es la única manera de adelantarse.

Desde medir emisiones hasta absorber carbono de la atmósfera, las tecnologías sostenibles se están integrando en todos los aspectos de las cadenas de suministro verdes. Observamos cómo las empresas aprovechan estas tecnologías para descarbonizar la logística, un sector responsable de casi el 20% de las emisiones globales.

Medir emisiones utilizando tecnología

El primer paso para la descarbonización es la medición. Solo podemos gestionar lo que medimos. Esto significa que medir las emisiones es fundamental para cualquier estrategia de sostenibilidad. Debemos hacerlo bien. Sin embargo, muchas empresas están luchando con esto.

Tradicionalmente, calcular las emisiones de gases de efecto invernadero ha sido una tarea complicada, que consume mucho tiempo y recursos. Se basa en hojas de cálculo monocromáticas y consultores costosos. Además, el sector logístico tiene sus propios obstáculos. Y a menudo se carece de datos esenciales para calcular las emisiones de tus envíos…

Pero la tecnología está cerrando estas brechas. Las empresas la están utilizando para simplificar el cálculo de emisiones. Por ejemplo, Logixboard se beneficia de eficiencias operativas al utilizar la API de Lune para calcular automáticamente las emisiones de sus clientes en tiempo real. La flexibilidad y escalabilidad de la API significa que Logixboard puede proporcionar el cálculo de emisiones que sus clientes están demandando. Están generando ingresos, diferenciándose de los competidores y securizando los negocios de los clientes frente a una regulación más estricta.

Es planeta y el ROI; no planeta o ROI.

Muchos transitarios no saben la ruta que están tomando sus envíos. ¿Están pasando por el Cabo o por el Canal de Suez? Las desviaciones alteran las emisiones de los envíos. Usando tecnología de seguimiento de buques, podemos averiguarlo y calcular emisiones más precisas, e informar decisiones más verdes

Informar estrategias de descarbonización utilizando datos de alta calidad

Una vez que las empresas tienen estas estimaciones, pueden comenzar a identificar los puntos críticos de emisión, elegir la ruta más ecológica e informar sobre la compensación de carbono. Sin embargo, sólo las estimaciones de emisiones de alta calidad pueden informar una descarbonización eficiente. Actuar sobre datos de baja calidad desperdicia tiempo y recursos.

Tecnologías, como el seguimiento de buques, pueden aprovecharse para derivar cálculos de emisiones más granulares, precisos y completos. Por ejemplo, como resultado de la crisis del Mar Rojo, muchos transitarios no saben la ruta que están tomando sus envíos. ¿Están pasando por el Cabo o por el Canal de Suez? Las desviaciones alteran las emisiones de los envíos. Usando tecnología de seguimiento de buques (ej. satélite), podemos averiguarlo y calcular emisiones más precisas, e informar decisiones más verdes.

Informar sobre presupuestos de compensación e insetting

Una vez que las empresas comprenden sus emisiones totales, pueden ampliar su impacto climático mediante la compensación e insetting. En el último año, el insetting ha crecido exponencialmente en popularidad. Incluye el desarrollo de combustibles alternativos para el sector marítimo, como biocombustibles, GNL, hidrógeno, combustibles sintéticos, amoníaco, etc.

Más costosa que su hermana mayor, la compensación u offsetting, el insetting aún enfrenta los mismos desafíos. Solo el insetting de alta calidad acelera la descarbonización. Aunque las metodologías y los estándares de certificación aún se están desarrollando, es difícil evaluar la calidad del insetting (que podría definirse como un crédito de carbono vinculado con el sector logístico).

La selección de proyectos de insetting es un proceso complejo y que consume mucho tiempo. Necesitamos entender si una insetting es verdaderamente adicional, es decir, ¿la descarbonización habría ocurrido sin el financiamiento adicional? ¿Cómo se crearon estos biocombustibles? Si se utilizan combustibles a base de residuos, ¿cumplen totalmente con las directivas de la UE?

Estas tecnologías pueden acelerar la descarbonización, por eso los líderes climáticos en el sector marítimo eligen trabajar con socios expertos, como Lune, para agilizar la inversión en  insetting.

La recompensa verde

La transición verde ya está aquí. Las empresas marítimas que aprovechan con éxito las últimas tecnologías sostenibles, como la automatización, una mejor recopilación de datos y el insetting, impulsarán su rentabilidad. Los líderes climáticos generarán ingresos capitalizando la demanda del cliente, securizando los negocios frente a la marea de regulaciones y evitando ineficiencias operativas.

No aprovechar adecuadamente las tecnologías podría resultar en quedarse atrás. Priorizar la calidad es fundamental para el éxito, por lo que elegir un socio climático experto, como Lune, es la mejor manera de ofrecer descarbonización.

Es importante tener en cuenta que la logística es un gran emisor de CO2 y muy difícil de descarbonizar (cerca del 20% de las emisiones globales para el transporte doméstico e internacional…). ¡Así que cada empresa con una cadena de suministro física necesita ayuda para volverse más sostenible!

La logística sostenible ofrece una forma para que las empresas no solo informen sobre sus emisiones, sino que también les ayuda a tomar decisiones más verdes. Al comprender el impacto de diferentes opciones, pueden tomar decisiones mejores que reduzcan su huella de carbono. Además, las empresas pueden contribuir a proyectos climáticos importantes más allá de la descarbonización (a través de créditos de carbono).

Hay 2 tipos de créditos de carbono: los relacionados con el insetting (vinculados a la logística como biocombustibles) o los relacionados con la compensación u offsetting (proyectos basados en la naturaleza o en la tecnología) que ayudan a reducir o eliminar las emisiones.

Con respecto a los nuevos combustibles para el sector marítimo (como se pregunta), hay varios tipos de alternativas: biocombustibles, GNL, hidrógeno, combustibles sintéticos, amoníaco y GNL con captura y almacenamiento de carbono… En Lune actualmente apoyamos biocombustibles de alta calidad y adicionales que están certificados (y verificados por certificadores de calidad como Verifavia). ¿Cómo se crearon estos biocombustibles? Utilizando combustibles a base de residuos, cumpliendo al 100% con la directiva UE RED II. La intervención tiene una reducción de emisiones probada del 96%, por lo que es de muy alta calidad.

Las empresas marítimas que aprovechan con éxito las últimas tecnologías sostenibles, como la automatización, una mejor recopilación de datos y el insetting, impulsarán su rentabilidad

¿Resultado de volverse más verde?

Satisfacer la demanda del cliente y atraer a más clientes conscientes del clima.

Por supuesto, te diferencias de los competidores menos sostenibles.

¡También es una excelente manera de atraer y retener talento, así como inversiones en estos días!

Anticiparse a regulaciones más estrictas (que vendrán próximamente después de las elecciones europeas)

¿Cuál es el camino correcto?

Todo comienza con la medición.

Al medir, las empresas pueden informar y tomar decisiones más verdes. Esas decisiones pueden llevar a reducciones de emisiones. En paralelo con las reducciones de emisiones.

Luego, para alcanzar la neutralidad de carbono, las empresas pueden compensar sus emisiones de carbono o contribuir a “insetting”.

Aquí, la calidad y asegurar un impacto real es súper importante, lo que ayudamos a nuestros clientes a hacer de cerca.

Tradicionalmente, todo lo que he explicado hasta ahora es un proceso manual, una hoja de cálculo masiva, consultores, etc. La digitalización ayuda a automatizar y agilizar cosas como el cálculo de emisiones. En lugar de calcular las emisiones una vez al año, se puede hacer en tiempo real por envío. ¡Eso significa que se pueden tomar mejores decisiones en tiempo real! La reducción de emisiones puede ocurrir todo el tiempo, en lugar de como parte de la planificación anual.

También facilita a las empresas compartir su impacto y las acciones positivas que están tomando. ¡Esto es algo que nos encanta ayudar a nuestros clientes en Lune!