El puerto de Algeciras presenta alegaciones al Emissions Trading System ante el impacto que supondría sobre sus tráficos

La Autoridad Portuaria de Algeciras (APBA), asociaciones empresariales de la Comunidad Portuaria, sindicatos e instituciones del sector han completado la entrega de alegaciones en Bruselas al denominado Emissions Trading System (ETS), propuesta de modificación de la Directiva existente de la Comisión Europea, integrada en el Green Deal, que adopta una serie de propuestas que integran al transporte marítimo con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% en el 2030, meta que comparte todo el sector UE. En el caso concreto del puerto de Algeciras, a este objetivo se añade la reciente adhesión a la iniciativa Call to Action que ya busca la total descarbonización del transporte marítimo para el 2050.

Según la APBA, “La propuesta inicial, tal y como está planteada, tendría devastadoras consecuencias en los puertos del Sur de Europa”

Sin embargo, según la APBA, “tal y como está planteada en la propuesta inicial del ETS, la inclusión del transporte marítimo en el alcance de la norma comunitaria tendrá un previsible impacto negativo en los transbordos de los puertos del Sur de la UE, tráficos estratégicos para asegurar la cadena logística europea y la conectividad de sus puertos”. Como ha venido advirtiendo el presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA), Gerardo Landaluce, “esto es debido a que se produciría una fuga de escalas a puertos cercanos no europeos para disminuir el pago de los derechos de emisión”. En este sentido Landaluce reivindica que si realmente queremos conseguir el objetivo de reducir emisiones globales “todos debemos tener las mismas reglas de juego”. De la forma que la propuesta está concebida, “las emisiones no se reducirán mientras el daño económico a los puertos con actividad de transbordo en el Sur de Europa será irreversible”.

Por todo ello, la batería de alegaciones del sector busca que durante la tramitación en el Parlamento y el Consejo Europeo se establezcan fórmulas que eviten la distorsión de la libre competencia con terceros países vecinos y la iniciativa proteja la cadena logística europea. Se han presentado más de un centenar de alegaciones, la mayoría desde Bélgica, Alemania y España.

Campaña de sensibilización

Este verano, la APBA y las asociaciones empresariales del Puerto de Algeciras, mantuvieron un encuentro con la secretaria general de la Organización de Puertos Europeos (ESPO), Isabelle Ryckbost, a la que trasladaron la preocupación existente. Tanto desde el Puerto de Algeciras como desde ESPO quedó clara la comunión con los objetivos climáticos del Green Deal, pero también los devastadores efectos económicos que la aplicación de la propuesta inicial tendría a este lado del Estrecho. Desde entonces, a través de reuniones y jornadas, la APBA ha llevado a cabo una incesante actividad de sensibilización del sector.

Coordinadora alerta que el Reglamento de la UE sobre emisiones de carbono impactará en los tráficos de transbordo

Igualmente, Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM) ha registrado ante las instancias de la Unión Europea un documento en el que recogen una serie de alegaciones a la propuesta de Reglamento sobre la actualización del régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE) de la UE y también conocido como el citado Emissions Trading System (ETS), “dada la preocupación de la comunidad portuaria y el propio sindicato por los efectos que la ampliación del RCDE pueda tener en un sector tan esencialmente global como es el transporte marítimo”.

En ese sentido, desde Coordinadora se advierte de “la posible merma de competitividad de los puertos frente a puertos del entorno que no forman parte de la UE, la pérdida de influencia internacional de los mismos al perder trasbordos, así como de su impacto negativo en el empleo y en la economía del país”.

No obstante, el documento de alegaciones firmado por el coordinador general de CETM, Antolín Goya, recoge también que el Pacto Verde Europeo supone “una iniciativa ambiciosa de transformación económica y social que camina hacia un desarrollo más sostenible, justo e integrador, una visión que la organización sindical valora muy positivamente”. Sin embargo, aunque se estima que la medida globalmente es positiva, “no alcanza el mismo sentido al transporte marítimo internacional, ya que supondría la destrucción de miles de puestos de trabajo y una mayor dependencia exterior de la Unión Europea”.

Enlace del documento presentado por Coordinadora a la UE: https://bit.ly/3mUpd0B

En el escrito de alegaciones se recuerda que el sistema portuario español ocupa el noveno puesto en conectividad mundial del transporte marítimo y el tercero a nivel europeo, según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo. Asimismo, se destaca que el volumen de mercancías manipulado en trasbordo en los puertos españoles de Algeciras, Valencia, Barcelona y Las Palmas, al estar conectados con las principales rutas mundiales de comercio marítimo, acumulan entre los cuatro más de 9 millones de teus de trasbordo en el 2019 y el 2020. Por tanto, para CETM “el trasbordo de mercancías es un tráfico clave para nuestros principales recintos portuarios y la aplicación del reglamento, tanto del ETS como del FUEL EU, situaría la actividad de trasbordo de puertos españoles en clara desventaja frente a los puertos extracomunitarios cercanos, pues esta reglamentación afecta plenamente a todo el tráfico marítimo dentro del EEE y al 50% de las emisiones en los viajes del EEE a los puertos de fuera del EEE”. Y es que los principales puertos españoles, continúa Coordinadora, “compiten con puertos cercanos no pertenecientes al ámbito de la comunidad europea; en consecuencia, aumentar el coste de las escalas de trasbordo en los puertos españoles supondrá una importante pérdida de tráfico por línea y, a medio plazo, la pérdida de inversiones privadas en los puertos, con la consiguiente merma de puestos de trabajo en los diferentes subsectores que forman la actividad portuaria y la obsolescencia del sistema portuario”.

Por ello, desde Coordinadora se considera que “ignorar en el sector marítimo el papel de la actividad de los puertos vecinos no pertenecientes al espacio comunitario, a la hora de definir las políticas de carbono de la UE podría tener un fuerte impacto económico y laboral”.