El puerto de Alicante otorga concesiones que generarán una inversión de 11,7 millones de euros

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante, presidido por Juan Antonio Gisbert, ha celebrado esta mañana una reunión ordinaria en la que se ha incorporado, como representante de la Administración General del Estado, la Subdelegada del Gobierno, María Araceli Poblador, tras su nombramiento, por acuerdo del Consell de la Generalitat Valenciana del 7 de agosto.

El Mundo de los niños

El Consejo de Administración ha acordado, tras resolver las alegaciones recibidas, otorgar concesión administrativa, sobre una superficie de 2.697 m2, a favor de la misma empresa que ha venido explotando la actual instalación de atracciones infantiles y quiosco de hostelería situada sobre la plaza del aparcamiento Plaza de Canalejas. La concesión tendrá una duración de 4 años, prorrogables por otros 2 más.

Como se adelantaba en junio, la empresa concesionaria realizará una inversión próxima a 70.000 euros en mejoras para la plaza de Canalejas y de casi 200.000 euros en la instalación de nuevas atracciones y la renovación de las instalaciones del parque, en el que cobrarán importancia la implantación de medidas medioambientales como la ampliación de espacios verdes, el uso de materiales reciclables y la utilización de energías renovables.

Motos náuticas

El Consejo de Administración también ha otorgado de la concesión para la construcción y explotación de una zona de reparación y varada de motos náuticas, marina seca, desarrollo de actividades náuticas y otros usos auxiliares o complementarios, en una parcela situada en la dársena pesquera, junto a la lonja de pescado.

La empresa concesionaria instalará locales de suministros, restauración, y escuelas de buceo o náutica, que contarán con vestuarios para los usuarios, con duchas y aseos, y una terraza de descanso con piscina y solárium, convirtiéndose en un nuevo espacio que el puerto pone a disposición de la ciudad.

La capacidad en amarres será de 25 motos náuticas, 10 embarcaciones menores de 8 m. de eslora y 2 para embarcaciones mayores de 8 m. Fuera del agua, dispondrá 180 plazas para motos de agua, 45 para embarcaciones menores y 5 para mayores de 8 m. que contarán con un servicio de izada y botadura incluido.

Faro del Cabo de las Huertas

La concesión para la reforma y explotación de los edificios anexos al faro del Cabo de las Huertas, tras el concurso público al que se presentaron cinco empresas de restauración, ha sido finalmente otorgada por el Consejo de Administración, si bien antes ha dado contestación a las 152 alegaciones planteadas.

El total de alegaciones han sido desestimadas, tras lo cual, el Consejo de Administración ha decidido otorgar la concesión a la empresa ganadora del concurso, durante un plazo de quince años, prorrogable por otros cinco, con una superficie total de 1.861,66 m2.

Se recuerda que, esta concesión está enmarcada dentro de la estrategia Faros de España, fomentada desde hace una década por Puertos del Estado para garantizar la conservación responsable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente de este tipo de instalaciones, suponiendo una vía de financiación complementaria para su mantenimiento y conservación, y que, en ese mismo sentido, la APA, ha otorgado concesiones de otros faros, concretamente del de Punta Albir, al Ayuntamiento de l’Alfàs del Pí, y de Sant Antoni, al Ayuntamiento de Xàbia, para construir y explotar centros de interpretación de su entorno medioambiental.

Nuevas instalaciones náutico-deportivas

La adjudicación de la concesión para la construcción y explotación de una instalación náutico-deportiva en los muelles 10, 12 y 14 del puerto, también ha recibido alegaciones durante el tiempo de exposición pública.

De las cuatro alegaciones planteadas, tan solo una de ellas, que refería una posible agitación de las aguas de la dársena interior una vez construida la nueva marina, ha sido estimada en parte, siendo trasladada a la adjudicataria a fin de que sea valorada técnicamente. El resto de alegaciones han sido desestimadas.

El proyecto presentado por la concesionaria prevé una inversión total mínima de 10 millones de euros. La concesión ha de desarrollar, entre otras, instalaciones de amarre, varadero, una unidad de tratamiento de residuos y espacios y locales dedicados a ocio, comercio y restauración, convirtiéndose en otra zona portuaria que, tras la 5ª modificación puntual del Plan Especial del Puerto de Alicante aprobada en 2019, se pone a disposición del uso ciudadano.

La concesión dispondrá de más de 20.000 metros cuadrados de superficie en tierra y otros 67 mil de lámina de agua, con un plazo de explotación de 10 años.

Anterior artículoNueva donación para la iniciativa solidaria del puerto de Santander
Siguiente artículoEl hidrógeno en el sector ferroviario