El puerto de Barcelona certifica su modelo ferroviario

Ha finalizado la auditoría del Sistema de Gestión de Seguridad y Operativa Ferroviaria que califica su modelo ferroviario como robusto y adecuado para garantizar la seguridad en la circulación ferroviaria

El puerto de Barcelona ha completado de forma satisfactoria la auditoría de su Sistema de Gestión de Seguridad y Operativa Ferroviaria. Este Sistema es el conjunto de medidas que se tienen que establecer para garantizar que la gestión de las operaciones ferroviarias del recinto portuario se desarrollan de forma segura, al tiempo que se sistematizan y optimizan todos los procesos relativos a la seguridad y la operativa ferroviaria.

Según la Ley del sector ferroviario, la responsabilidad de la seguridad en la circulación ferroviaria en las infraestructuras ferroviarias existentes en los puertos de interés general corresponde a las autoridades portuarias que las administran y a las entidades que prestan servicios ferroviarios.

En consecuencia, la auditoría es un paso necesario para que  el puerto consolide su modelo ferroviario como Administrador de Infraestructura Ferroviaria, a la espera que las autoridades competentes, en este caso la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria y Puertos del Estado, organismos que pertenecen al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, pudieran exigir revisar el Sistema de Gestión de la Seguridad de la Autoridad Portuaria de Barcelona.

La auditoría realizada ha analizado, entre otros aspectos, la operativa y la normativa de circulación ferroviaria; la gestión y mantenimiento de las infraestructuras; el plan de contingencias en caso de incidentes; así como los diferentes procesos de control y comunicación. En sus conclusiones ha destacado que el modelo implantado en el puerto de Barcelona es suficientemente robusto y adecuado para garantizar la seguridad en la circulación ferroviaria, lo que demuestra una avanzada organización implicada en la seguridad y operativa ferroviaria, con responsabilidades y funciones claramente definidas dentro de la organización, asegurando el control de la gestión de riesgos en los diferentes niveles y en los diferentes procesos, y un control exhaustivo de la titulación del personal que trabaja en estas instalaciones.

El Sistema auditado es fruto de un trabajo transversal que ha liderado su responsable, el jefe de Operaciones Terrestres y Gestión de la Seguridad Ferroviaria del puerto de Barcelona, José Luis González, en el cual se han implicado numerosos departamentos de la Autoridad Portuaria de Barcelona y que ha contado con la participación de las diferentes terminales y operadores que ofrecen servicios ferroviarios en el puerto de Barcelona.

La apuesta por el ferrocarril

El puerto de Barcelona ha realizado desde hace años una apuesta firme por el ferrocarril como medio más sostenible, eficiente y competitivo para conectar con las sedes  de los principales mercados españoles y europeos. Esta apuesta ha sido impulsada también por las terminales y operadores portuarios y hoy las principales terminales del puerto -contenedores, vehículos, graneles sólidos y líquidos- cuentan con infraestructura ferroviaria. Actualmente hay en servicio en el puerto 50 km de vías y 15 terminales ferroviarias en ancho métrico, ibérico y UIC. Además, Barcelona es el único puerto de la Península Ibérica conectado directamente en la red europea ferroviaria.

Su apuesta por la intermodalidad ha permitido que la cuota ferroviaria de contenedores haya pasado de ser de un 3,2% en el 2006 a un 13% en el 2019, mientras que la de vehículos se sitúa en el 35%. Esto permite reducir las emisiones de la actividad portuaria y mejorar la calidad del aire del entorno: De hecho, los servicios ferroviarios del puerto de Barcelona supusieron durante el año 2019 el ahorro de 50.000 toneladas de CO₂.

Anterior artículoEl tráfico del puerto de Santander se desploma en abril
Siguiente artículoLos fletes de contenedores alcanzan cifras máximas