El puerto de Barcelona desplegará tecnología IoT para las terminales

En un periodo de menos de cinco años el puerto de Barcelona tiene previsto desplegar tecnología IoT que permitirá incrementar la automatización de las terminales que así lo requieran. Esta novedad está asociada a la red de comunicaciones de gran capacidad 5G que se dispondrá en el 2023 y que supondrá una inversión de 10 millones de euros. Mercè Conesa, presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), anunciaba este miércoles el despliegue del sistema del Internet de las cosas (IoT) “para terceros”, en una jornada online organizada por Change2Grow.

La tecnología IoT, ha explicado Mercè Conesa, permitirá “automatizar las terminales con la interconexión entre las grúas de contenedores y vehículos que incluso podrán ser eléctricos, y disponer en todo momento de la información adecuada para la operativa”. Esta automatización ya “es una realidad en la terminal de APM del puerto de Rotterdam que cuenta con poco personal en el muelle, pero con un gran número de trabajadores en el control de inteligencia de la instalación”.

Horizonte 20240

Mercè Conesa esbozó el futuro del puerto de Barcelona en el 2040 con la indispensable disposición del 5G y el IoT: “Los puertos que no dispongan de estas tecnologías no estarán en la Champions de los puertos”. Con estos sistemas, “cumpliremos los requisitos que nos piden los clientes como son la garantía de una cadena logística segura y ágil que nos servirá también para la trazabilidad de la mercancía y su delivery”. Esta mayor rapidez, “nos permitirá optimizar nuestras tasas y ser más económicos, y a la vez generar menos emisiones al ser más rápidos en operar”.

“En el puerto de Barcelona nos imaginamos el 2040 empleando tecnologías autosuficientes, camiones autónomos, movilidad eléctrica, el power-to-ship funcionado y drones activos tanto acuáticos como aéreos”, ha explicado Conesa.

Prestaciones del 5G

En referencia al despliegue de la red 5G, además de exponer el proyecto de geolocalización 5G Maritime para la asistencia de la operativa de atraque de buques, Conesa avanzó que esta tecnología se aplicará en diversos ámbitos del puerto de Barcelona. Será concretamente en los campos de seguridad de pasajeros, videovigilancia del recinto, un servicio integrado de emergencias, la geolocalización de buques y mercancías, y la disposición de boyas inteligentes que informarán del estado del oleaje, la climatología e incluso de la contaminación. 

Anterior artículoEl puerto de Baiona destaca por sus inversiones medioambientales público-privadas
Siguiente artículoEl Ministerio de Sanidad concluye el protocolo para permitir los cruceros internacionales