El puerto de Barcelona no penalizará a las terminales que no cumplan con los tráficos mínimos por la expansión del Covid-19

Consciente del impacto negativo de la expansión del Covid-19 en el sector logístico, el puerto catalán quiere contribuir a minimizar la afectación entre sus concesionarios y clientes

El puerto de Barcelona, consciente del impacto negativo que el coronavirus está teniendo en el sector logístico a nivel mundial, ha decidido aplicar una serie de medidas para reducir la afectación que la expansión del Covid-19 puede tener a nivel económico entre las empresas de la comunidad portuaria. En línea con las medidas económicas anunciadas por la Comisión Europea, el Gobierno del Estado y la Generalitat para intentar mitigar los efectos negativos de esta situación en la economía, el puerto de Barcelona ha tomado la decisión de actuar para minimizar este impacto entre sus concesionarios y clientes.

Por este motivo, se ha empezado a estudiar toda una serie de medidas, algunas de las cuales se pondrán en marcha en los próximos días y otras que se irán definiendo próximamente.

Una de las decisiones que será de aplicación inmediata es la no penalización a las terminales en caso de no cumplir con los tráficos mínimos comprometidos por causas derivadas del coronavirus durante el periodo de afectación de la expansión del Covid-19.

El pago de la tasa de ocupación pasará a ser mensual, en lugar de trimestral o semestral, hasta el 31 de diciembre de este año

Por otro lado, y en función de las cuantías a liquidar, el pago de la tasa de ocupación pasará a ser mensual, en lugar de trimestral o semestral, hasta el 31 de diciembre de este año. Con esta medida se pretende ayudar las empresas ante posibles situaciones de tensiones de tesorería o problemas de liquidez.

En los próximos días, se estudiarán otras medidas destinadas a minimizar los efectos negativos que se pondrán en marcha en función de la evolución de la situación.