El puerto de Barcelona reafirma su compromiso con la emergencia climática y será neutro en emisiones en el 2050

El puerto de Barcelona continúa firme en su compromiso con la emergencia climática y ahora se propone reducir a la mitad sus emisiones en el 2030 y convertirse en neutro en emisiones de Co2 en el 2050. El anuncio de esta ambiciosa iniciativa está acorde con las principales organizaciones europeas y mundiales, y ha sido desglosada esta mañana por la presidenta de la infraestructura catalana, Mercè Conesa, ante los miembros del Consejo Rector para la Promoción de la Comunidad Portuaria de Barcelona.

Mercè Conesa ha centrado la intervención de esta mañana en la emergencia climática. Ha explicado que el puerto de Barcelona lleva tiempo trabajando en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSD) y más concretamente con el número trece.

Los miembros del Consejo Rector para la Promoción de la Comunidad Portuaria

El puerto de Barcelona responde a la controversia con el Ayuntamiento con el anuncio de reducir el 50% sus emisiones en el 2030 y ser neutro en el 2050

El ODS número trece propone medidas urgentes contra el cambio climático. En este sentido, el puerto de Barcelona lleva impulsando diversas iniciativas para la descarbonización como la implementación del GNL y la electrificación de los muelles para reducir las emisiones de los buques atracados.

Para que el puerto de Barcelona logre ser neutro en emisiones en el 2050, Mercè Conesa ha pedido la colaboración de los grupos de trabajo del Consejo Recto. La presidenta de la Autoridad Portuaria ha solicitado que actúen de forma alineada en el eje estratégico del compromiso con la emergencia climática.

Los grupos de trabajo del Consejo Rector han presentado hoy sus conclusiones

El anuncio del puerto de convertirse en emisor neutro de carbono, se produce después de que el Ayuntamiento de Barcelona hiciera público un estudio erróneo en el que imputaba al puerto las emisiones de todos los viajes que hacen en sus rutas marítimas internacionales los portacontenedores, ferrys y cruceros, que han operado, en un año, alguna vez en el recinto portuario. Este informe provocó controversia entre las dos entidades y fue denunciado por la Autoridad Portuaria que lamentó la “manipulación” realizada por el Ayuntamiento.

Anterior artículoLa innovación ferroviaria se cita en Donostia/San Sebastián
Siguiente artículoEl Palacete del Embarcadero de Santander inicia su programación 2020