El puerto de Barcelona reducirá un 67% el consumo eléctrico del PIF

El puerto de Barcelona mejorará la eficiencia energética del área PIF, reduciendo el consumo de energía en estas instalaciones alrededor del 67% y recortando las emisiones en casi 138.000 kg de CO₂ al  año. El proyecto de renovación energética consistirá en la instalación de placas fotovoltaicas, el cambio de los equipos de iluminación a tecnología LED y el sistemas de control y monitorización para la regulación climática del edificio.

En cuanto a la energía fotovoltaica generada gracias a las placas solares instaladas, se estima que permitirá un autoconsumo directo de 233.000 kWh/año, el equivalente a un 40% del consumo del edificio.

Para llevar a cabo el proyecto, el puerto de Barcelona ha recibido una ayuda del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), por la mejora de la eficiencia energética del área PIF. La subvención, por valor de más de 256.000 euros, supone el 50% del valor total del proyecto. La otra mitad será asumida por la infraestructura catalana.

El proyecto consiste al instalar placas fotovoltaicas en el PIF, cambiar los equipos de iluminación a tecnología LED y el sistema de control y monitorización para la regulación climática

Este proyecto se enmarca dentro de la renovación energética de los edificios e infraestructuras existentes de la Administración General del Estado y se estima que el retorno de la inversión total realizada se consiga en un plazo de 7 años, contemplando el ahorro energético y la ayuda recibida.

Un modelo basado en energías renovables

Actualmente, el puerto de Barcelona está trabajando en el proceso de transición energética para conseguir un modelo basado en energías renovables, en cumplimiento de los objetivos que se han fijado la UE y la OMI −derivados de los Acuerdos de París− para la reducción de emisiones en el horizonte del 2030 y el 2050. Algunas de las principales actuaciones son la promoción de la generación de energía renovable en la zona portuaria; la promoción de nuevos combustibles de cero emisiones de carbono para buques, vehículos pesados y maquinaria de terminal; y la electrificación de los muelles para permitir la conexión eléctrica de los buques.


Anterior artículoLa Autoridad Portuaria de Cartagena certifica sus medidas Covid-19
Siguiente artículoEl puerto de Valencia, solidario con la histórica Corregudes de Joies