El puerto de Bilbao avanza en el bunkering de GNL

Repsol LNG Holding ha solicitado una concesión en el puerto de Bilbao, terreno que tiene como fin la construcción y explotación de una estación de suministro de GNL como combustible para buques (bunkering de GNL). La compañía solicita ocupar una superficie de unos 7.443 metros cuadrados y una superficie subterránea de 429 metros cuadrados en el Muelle A-6 de la Ampliación, en el término municipal de Zierbena.

El proyecto de bunkering de gas, del que ya dimos noticia, contempla la construcción de una  instalación de suministro de GNL en los puertos de Santander y Bilbao, equipamiento que incluirá un depósito con capacidad de almacenamiento de mil metros cúbicos de gas en cada puerto.

Para llevar adelante el proyecto ha sido necesario un acuerdo entre la petrolera Repsol y la naviera Brittany Ferries que incorporará dos nuevos buques – el “Salamanca” y el “Santoña”- en sus conexiones regulares entre Reino Unido y el Norte de España. En el plan de la naviera bretona está que ambos ferris, segundo y tercer buque en utilizar el GNL como combustible, operarán las conexiones a partir de 2022 y 2023 respectivamente. Los barcos que realizan rutas marítimas fijas son los primeros en los que se está implantando el GNL porque su regularidad facilita el desarrollo de infraestructuras y los contratos a medio plazo, que justifican la inversión, minimizando el riesgo.

Santander toma la delantera

El puerto de Santander tomó ventaja el pasado enero cuando la Sociedad Repsol Lng Holding solicitó una concesión administrativa para ocupar una superficie de suelo de 3.676 metros cuadrados y una superficie de subsuelo de 154 metros cuadrados, en el Muelle de Maliaño. La compañía gasista dedicará a uso particular y en exclusiva  el espacio solicitado con destino a la construcción y explotación de una estación de suministro de GNL como combustible para buques, que obtuvo una cofinanciación de 6.334.607 millones de euros por parte de la Unión Europea. Se trata de un 20% del total de la inversión, cifrada en un total de 32,8 millones de euros y la ayuda – dentro del programa CEF-Transport, en concreto en la convocatoria Projects on the Comprehensive Network (CEF-T-2019-1-AP-TRANSPORT) / Maritime Ports- se repartirá entre los tres socios en función de su actividad. En el caso del puerto de Santander la cantidad asciende a 2.977.140 euros. Cabe recordar que la acción será desarrollada en colaboración con ESK como empresa de transporte, que diseñará, fabricará y operará los camiones cisterna que suministrarán el GNL a la terminal de bunker desde la terminal de regasificación más cercana.

Anterior artículoEl tramo Castellbisbal-Martorell supondrá la puerta de Europa de los puertos de Castellón, Tarragona y Valencia
Siguiente artículoEl puerto de Barcelona, preparado para el reto de la era de los megaportacontenedores