El puerto de Bilbao mantendrá este año sus inversiones

La crisis sanitaria, y la consiguiente paralización económica cuyo alcance está aún por determinar, no arredran a la Autoridad Portuaria de Bilbao en su papel de elemento clave para la industria y el comercio de su hinterland. Además, al objeto de favorecer la activación de la economía y del empleo, la Autoridad Portuaria de Bilbao impulsará todas sus inversiones previstas para este año. La previsión de una menor actividad logística e industrial, que redundará en la bajada de los tráficos y, por consiguiente, de la facturación, no implicará que el puerto de Bilbao renuncie a sus planes inversores, valoradas en 67 millones de euros.

Seis proyectos de envergadura

Más allá de determinados ajustes en el tiempo vinculados a las consecuencias de la crisis en materia de contratación, la Autoridad Portuaria de Bilbao impulsará en el ejercicio 2020 inversiones por un valor que rondarán los 67 millones de euros. La generación de nuevos suelos se ha convertido en una necesidad desde hace unos años en el puerto, que ha llegado a una ocupación superior al 85% de su superficie. En este sentido, destaca el inicio de la urbanización de la primera fase del Espigón Central. Esta urbanización se hará en tres etapas y la primera, que comprende 201.399 metros cuadrados, ha salido a licitación por 9,3 millones de euros.

La urbanización de un nuevo muelle y la prolongación de otro, los principales proyectos que llevará a cabo para apoyar la economía y el empleo

Otro proyecto que tiene como objetivo ganar suelo para proyectos estratégicos, en este caso industriales, es la ampliación del muelle AZ1. Las obras se licitarán en este ejercicio por un importe de 30 millones aproximadamente, ya que el proyecto está en fase de redacción, y generarán 50.000 metros cuadrados de superficie y una nueva línea de muelle de algo más de 200 metros lineales.

Además de la ampliación de suelos, hay otras actuaciones en las previsiones entre las que destaca el nuevo acceso rodado a la ZAD 2, (zona logística en el municipio de Zierbena) por un importe algo inferior a los 5 millones de euros. Esta obra pretende aliviar la congestión de tráfico existente en el control del Kalero, desde donde se accede por ejemplo, al ferry, permitiendo un acceso directo y separado desde el vial interno del puerto a la ZAD 2. La APB está tramitando la aprobación técnica por parte de Puertos del Estado, para su posterior licitación y adjudicación, que se espera sea para este verano.

Inversiones prevista por la Autoridad Portuaria de Bilbao en 2020

Además está en fase de redacción el proyecto de acondicionamiento estructural de pavimento en el muelle A2, por un importe (a falta de completar el proyecto) de entre 15 y 20 millones de euros y además, se licitarán a lo largo de 2020 otras obras de menor cuantía, como son un muelle de Emergencias (1,2 millones de euros), refuerzo estructural de viaducto en la N644 (1,1 millones de euros) y otra serie amplia de obras menores.

Otras medidas económicas

Estas inversiones se suman a las medidas económicas que, con motivo de la crisis del Covid-19, está aplicando la Autoridad Portuaria para apoyar a las empresas ubicadas en el puerto de Bilbao y a los proveedores de la entidad. Como ya se ha informado en anteriores publicaciones, estas medidas están orientadas básicamente a trasladar liquidez al sector, reduciendo costes, retrasando cobros y adelantando pagos. Por otro lado, a aquellos casos en los que se demuestren posibles incumplimientos de la actividad mínima comprometida en los títulos concesionales atribuibles a la crisis del Covid-19, no se les aplica penalizaciones en 2020 u otras consecuencias previstas en los mismos.

Anterior artículoPorts de de la Generalitat invertirá 19 millones en infraestructuras portuarias
Siguiente artículoEl Consejo del puerto de Tarragona destina 4 millones para obras en su primera reunión telemática