El puerto de Bilbao mueve casi 3 millones de toneladas en abril

El puerto de Bilbao ha registrado un descenso del 4,6% en sus tráficos durante el primer cuatrimestre del año respecto a los guarismos conseguidos entre enero y abril del pasado año. De esta forma, han sido 11,4 millones de toneladas las que la dársena vizcaína ha movido en cuatro meses, de los que mes y medio se contabilizan durante el estado de alarma. En abril han sido 2,9 millones de toneladas las que se han trasegado por la dársena vizcaína, en plena crisis del coronavirus, y mantiene el mismo porcentaje de descenso que en el primer trimestre. Las previsiones a la baja realizadas en pleno confinamiento no se han producido, si bien la evolución en los próximos meses es una incógnita.

Descienden las exportaciones un 10% y las importaciones un 1,5%

El peor grupo estadístico es el de los graneles sólidos y la mercancía en contenedor, lo que se refleja en una menor escala de buques. En el lado contrario, destaca el crecimiento de los buques con tráfico rodado, para el transporte de camiones con mercancías hacia Reino Unido y Bélgica; y la de los contenedores reefer para productos alimenticios.

Los tráficos que más retroceden, en general, son el crudo de petróleo, el gasoil, el fueloil, el cemento y clinker y la chatarra. Por su parte, crecen mercancías como el gas natural, la gasolina, aceites y grasas, el coque de petróleo y productos alimenticios.

Bajan el número de contenedores pero no los dedicados al producto refrigerado

Por flujos, la caída más acusada la registran las exportaciones, que pierden un 10%, mientras que las importaciones descienden un 1,5%. Por orígenes y destinos, Rusia sigue con su tendencia positiva por el crecimiento de los graneles líquidos -petróleo y derivados, y sobre todo gas- con un incremento también en los mercados de Estados Unidos y México.

Mantenimiento de la actividad

El descenso en el tráfico no implica que en el puerto de Bilbao no se trabaje con normalidad –salvo situaciones puntuales-  ya que sigue manteniendo su actividad y operativa logística, como “servicio esencial”, tomando todas las medidas preventivas para proteger a los profesionales. Las terminales continúan operativas y la comunidad portuaria se sigue esforzando en garantizar el mejor funcionamiento en la actual tesitura.

Cabe recordar que, con motivo de la crisis en curso motivada por el Covid-19, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha adoptado una serie de medidas de carácter económico y organizativas dirigidas a las empresas ubicadas en el Puerto de Bilbao y a los proveedores de la entidad.

Anterior artículoEnric Ticó: “Es previsible una cierta reindustrialización en clave regional”
Siguiente artículoMaría Carmen Aragón, nueva directora general de Ertransit