El puerto de Ferrol actualiza su Plan de Empresa ante la transición energética

La Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao ha actualizado su Plan de Empresa ante las consecuencias de la creciente aceleración del proceso de transición energética. La dirección del organismo ha informado hoy de esta medida a los miembros de su Consejo de Administración. La nueva previsión es cerrar el año en curso con un tráfico de mercancías de unos 11 millones de toneladas, frente a los 13,7 alcanzados en 2018.

“Europa atraviesa un fuerte proceso detransición energética que, por condiciones de mercado y regulatorias, afectagravemente a la generación de energía con carbón en España, donde lasindustrias electrointensivas también están sufriendo problemas decompetitividad. Estos hechos condicionan sobremanera la actividad en lospuertos de Ferrol y San Cibrao, que históricamente han estado vinculados a laconstrucción naval y, sobre todo, a la energía”, explica la Autoridad Portuariagallega.

Consciente de esta situación, laAutoridad Portuaria inició hace años una política de diversificación detráficos que ha fructificado, por ejemplo, en la inauguración en 2018 de la primeralínea regular de contenedores de la dársena de Caneliñas. Ha emprendidoigualmente inversiones para mejorar la conectividad y competitividad de susinstalaciones, como la construcción del acceso ferroviario a los muellesexteriores de Ferrol, obra actualmente en ejecución. Y apoya proyectos clave enel nuevo modelo económico, mayormente, la creación del gran hub de gas naturallicuado (GNL) del noroeste ibérico.

El calendario de la transiciónenergética, no obstante, se ha acelerado de modo notable en los últimos meses,lo cual, en un ejercicio de responsabilidad, ha obligado a la AutoridadPortuaria a corregir su plan de empresa. En un escenario prudente de demanda,ahora se estima que el 2019 podría concluir con un movimiento de 11 millones detoneladas de mercancías y 2020, con entre 10 y 11.

Las empresas que operan en los muellesde Ferrol y San Cibrao movieron desde el 1 de enero hasta el 31 de agosto del2019 un total de 7.877.464 toneladas de materias primas, materiales yproductos, según datos todavía provisionales. Dicha cifra es un 12,7 % inferiora la registrada en iguales fechas de 2018 (9.021.165). Las bajadas en los mesessexto, séptimo y octavo del ejercicio fueron del 31,4, del 19,9 y del 39,8 %,respectivamente.

Si de la comparativa se excluye eltráfico de carbón, resultan 5.722.485 toneladas este año frente a 5.973.741 elpasado, o sea, un descenso de 4,2 puntos porcentuales, que es, redondeando, loque se está contrayendo el mercado de la alúmina y la bauxita. En el otro ladode la balanza, destacan el buen comportamiento del GNL -pasó de 463.018 a511.446 toneladas- y de la madera, con 35.761 toneladas extra (197.437 entotal).

La dirección del organismo que presideJosé Manuel Vilariño ha informado hoy de este escenario a los miembros del Consejode Administración. En paralelo, ha abogado por acometer una transiciónenergética ordenada, justa y no lesiva para los intereses de la comunidadportuaria ni para los del área de influencia de la Autoridad Portuaria, asícomo por favorecer la actividad de las industrias “electrointensivas”.