El puerto de Gijón alcanza los 15 millones de toneladas

El tráfico del puerto de Gijón ha alcanzado una cifra de 14.947.830 toneladas en los once primeros meses del 2020, lo que supone una disminución del 8,5% respecto al mismo periodo del año anterior. A estos resultados ha contribuido el incremento de graneles sólidos en los muelles comerciales, impulsados, sobre todo, por el movimiento de carbón que, con 4.258.060 toneladas, creció el 118%, mientras que la menor actividad económica se vio reflejada en la disminución de los graneles líquidos, sobre todo en los combustibles, con un descenso del 20%.

Los contenedores, por su parte, continúan su marcha ascendente y se movieron en este periodo 75.820 teus, lo que supone un incremento del 9,4%. La huelga en la estiba del puerto de Bilbao ha beneficiado el movimiento de contenedores en El Musel y, de esta forma, los muelles comerciales incrementaron su actividad el 28%.

Por su parte, EBHI, con 6.125.756 toneladas, disminuye un 35%, afectada por el menor tráfico de graneles siderúrgicos, el 40% menos, y el de carbón térmico, que desciende un 22%.

El Musel se sitúa, dentro del sistema portuario español, entre aquellos que mejor resisten los efectos derivados de la actual pandemia y la lucha contra el cambio climático, entre otros factores.

Medio millón de reducción de tasas

Durante octubre, el puerto gijonés fue el segundo del sistema portuario español en que más crecieron los tráficos y lo cerró económicamente con 1,7 millones de euros de beneficios. Esto a pesar de que la APG ha reducido las tasas por un valor de 454.966,74 euros: como regula el Real Decreto Ley 26/2020 de 7 de julio de medidas de reactivación económica para hacer frente al impacto del Covid-19, se ha procedido a reducir la tasa de ocupación de las concesiones y autorizaciones demaniales en las que sus titulares han acreditado un impacto muy negativo en su actividad como consecuencia de la crisis.