El puerto de Motril, autorizado para pasajeros internacionales

El puerto de Motril ha conseguido entrar en el club de los puertos españoles que permiten la llegada de pasajeros y se suma así a la lista de formada hasta ahora por Alicante, Barcelona, Bilbao, Málaga, Santander, Valencia y Vigo en la península y los de Las Palmas de Gran Canaria, Palma de Mallorca y Tenerife, en territorio insular.

El puerto de Motril mantiene líneas regulares de ferry con Alhucemas, Melilla, Nador y Tánger, con las compañías Naviera Armas y FRS, que mueven más de 260.000 pasajeros por año y que en el pasado año se incrementó notablemente, sobre todo en la operación “paso del estrecho”, con un 15% más de viajeros que el año precedente.

Motril se suma al listado de Puntos de Entrada Autorizados al territorio español

Una vez más, el desequilibrio entre la fachada atlántica, con sólo tres puertos, y la mediterránea, con seis puertos autorizados, es patente, aunque comprensible por las conexiones con el norte de África, pero llama la atención que el puerto granadino esté situado a menos de 100 kilómetros de otro de los autorizados, Málaga. Menos sentido tiene el “desierto aeroportuario” del norte de nuestro país, donde ningún aeropuerto está autorizado a recibir vuelos internacionales al norte de Madrid.

Puertos autorizados

Como ya hemos informado, y hasta nueva orden, España sólo será accesible a los pasajeros internacionales a través de 11 puertos (ocho en la Península) y 12 aeropuertos (seis en la Península) a los que se designaron “Puntos de Entrada con capacidad de atención a Emergencias de Salud Pública de Importancia Internacional”. Las Órdenes del Ministerio de Transportes limitan la entrada en territorio nacional a las aeronaves y buques de pasaje a través de esos  puntos al entender el Ministerio de Sanidad que son los mismos puertos y aeropuertos los que cuentan con los medios necesarios por parte de los servicios de sanidad exterior para atender las necesidades derivadas de las medidas excepcionales de contención y preventivas a implementar por dichos servicios en el transporte de pasajeros. Se trata de impedir la propagación del coronavirus SARS-Cov-2 y detener la progresión de la enfermedad Covid-19, en la medida que se concilia la protección de la salud en nuestro país y la movilidad de las personas procedentes del extranjero.

Anterior artículoItsasmuseum vuelve a su cita con el público
Siguiente artículoEl puerto de Valencia centrará el Día Mundial del Medio Ambiente en su objetivo: “2030, cero emisiones”