El puerto de Santander acomete la ampliación de su campa provisional de vehículos

El puerto de Santander ha encontrado una fórmula de carácter temporal para la carencia de suelo en el que almacenar los automóviles de importación y exportación a través de la dársena cántabra. El pasado febrero se dio a conocer que habilitaría una zona de aparcamiento provisional que aliviara la congestión en el suelo portuario. 

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Franciso Martín, ha asistido a la firma del acta de replanteo que da comienzo a la obra junto al director de la obra por parte de la APS, Christian Manrique, y  Ricardo Fernández Agudo, gerente de Servicios y Obras del Norte, empresa que realizará los trabajos. Las obras, que comenzarán de forma inmediata, actuarán sobre una superficie de más de 60.000 m2, con un importe de adjudicación de 369.986 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

Las obras del silo de vehículos se prolongarán durante 8 meses y consumirán 16 millones de euros

Esta nueva superficie de aparcamiento en Raos permitirá compaginar las obras de construcción del silo vertical de automóviles con la importación y exportación de coches. Cabe recordar que los  trabajos de construcción del silo tienen una duración prevista de 18 meses y consumirán 15,96 millones de euros para lograr una superficie de una superficie de unos 70.000 m², en dos plantas, con posibilidad de recrecimiento de dos plantas más en el futuro.

Según Francisco Martín, la actuación que ahora se emprende es “fundamental” para “aliviar el déficit de espacio de almacenamiento con el que cuenta el puerto y más ahora que está en marcha la construcción del silo vertical de automóviles”.

Colaboración público-privada

El terreno sobre el que se adecuará el aparcamiento, que tiene carácter temporal, había sido concesionado en el 2017 a Santander Coated Solutions (SCS) para actividades de importación, exportación, depósito y transformación de productos siderúrgicos. No obstante, y debido a que la empresa debe adecuar su proyecto a las exigencias de la autorización ambiental expedida por el Gobierno de Cantabria, la APS podrá utilizar ese espacio y SCS contará con una prórroga en su plazo concesional equivalente al tiempo que dure la suspensión de dicha concesión. Para Martín este acuerdo supone un “claro ejemplo de colaboración público-privada por el bien de la infraestructura portuaria”.

El presidente de la Autoridad Portuaria se ha referido también a la “necesaria reordenación que está experimentado el espacio portuario debido a la creciente actividad en el Espigón Central de Raos ya que a la construcción del silo de almacenamiento de vehículos debemos sumar otras circunstancias como el aumento de actividad de empresas como CLdN o la nueva terminal de contenedores”.

Celebración del vehículo 8 millones, el pasado mes de marzo

Automóviles en el puerto de Santander

La terminal de automóviles del puerto de Santander ha ido creciendo de manera sostenible durante los últimos 20 años hasta llegar a los 8 millones de vehículos transitados por la infraestructura cántabra. Actualmente, la oferta global de la terminal de coches dispone de 1 km de línea de atraque dividido en tres muelles con tres rampas ro-ro, dos de ellas de alta capacidad. Así, el muelle de Raos 8, dedicado a buques transoceánicos, con capacidad para acomodar hasta tres car-carriers, y Raos 7, especializado en short sea shipping.

El puerto de Santander ofrece más de 600.000 m2 dedicados al tránsito y almacenaje de automóviles, con dos centros de pre-entrega (PDI) y una terminal ferroviaria especializada, con 4 vías con capacidad para trenes de más de 600 metros. Las instalaciones, certificadas por Anfac para el tráfico de vehículos nuevos, ofrecen también una alta calidad en las condiciones de manipulación y almacenamiento mediante sistemas de vigilancia con tecnología megapíxel y antirrobo, control medioambiental.

Anterior artículoLa reach stacker de hidrógeno del proyecto H2 Port empieza a operar
Siguiente artículoEl IME lanza cursos online sobre fletamentos, bunker y contratación marítima