El puerto de Tarragona obtiene 1,6 millones de la Unión Europea para la renovación sostenible de su antigua sede

El puerto de Tarragona ha recibido 1.606.450,04 euros de la Unión Europea mediante el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para la realización del proyecto de renovación energética de edificios e infraestructuras, concretamente la rehabilitación con criterios sostenibles del antiguo edificio de oficinas de la Autoridad Portuaria de Tarragona.

A finales del año 2018 la Dirección de Infraestructuras y Conservación del puerto de Tarragona presentó el proyecto a la Unión Europea detallando y enfatizando cada una de las actuaciones sostenibles en que está basado el proyecto. En julio del 2019, el FEDER emitió un informe favorable relativo al expediente presentado por el puerto de Tarragona. A partir de este momento, el puerto tiene un plazo máximo de treinta y seis meses para la realización de las obras.

El proyecto incorpora los criterios de eco-eficiencia obligatorios por el Decreto 21/2006 de la Generalitat de Catalunya relativos al agua, energía, materiales y sistemas constructivos y los residuos, objetivos incorporados en el Plan de Sostenibilidad Agenda 2030 presentado recientemente por el puerto de Tarragona. Algunos de los conceptos que han hecho posible este apoyo económico, por parte de la Unión Europea, son la rehabilitación integral del edificio dando la máxima importancia a la eficiencia energética mediante un sistema que permite aislar térmicamente la fachada a la vez que da una función impermeabilizando. También se ha proyectado dotar el edificio de una carpintería con rotura de puente térmico y acristalamiento con cristal cámara con luna exterior de control solar y baja emisión, y se eliminarán la totalidad de puentes térmicos.

Todas las intervenciones tienen como objetivo conseguir que el edificio tenga prestaciones energéticas de forma pasiva, con el apoyo de las instalaciones para conseguir las condiciones óptimas por el desarrollo de la actividad prevista en el interior del edificio.

Estado actual de las obras

Las obras del antiguo edificio de la Autoridad Portuaria de Tarragona se encuentran en la fase de finalización en el tratamiento y cierres de la fachada. Hay que decir que a estas alturas ya se está ejecutando la distribución de los interiores y la ejecución de las instalaciones de climatización, electricidad, comunicaciones, fontanería, siguiendo la política medioambiental detallada en el Plan de Sostenibilidad Agenda 2030 del puerto.

La rehabilitación integral del antiguo edificio de la APT concede la máxima importancia a la eficiencia energética mediante un sistema que permite aislar térmicamente la fachada

Paralelamente en las zonas donde ya son realidad las instalaciones se procede al cierre de los falsos techos.

El director de ejecución y responsable del Departamento de Infraestructuras y Conservación del puerto de Tarragona, Daniel Vera, explica que las obras se han situado dentro de los objetivos de sostenibilidad específicos para mejorar la eficiencia energética del nuevo edificio.

Vera, añade que se prevé, que a finales de verano, se pasará a la última fase de construcción que comprenderá la ejecución de los acabados, pavimentos, revestimientos de paredes, y retoques finales de los trabajos de carpintería. Las obras tienen una finalización prevista hacia finales de este 2020.

Anterior artículoLa dualidad salud y economía, retos para el otoño vasco
Siguiente artículoEl puerto de Bilbao avanza en su proyecto de innovación