El puerto de Tarragona, preparado para la “nueva normalidad” de los cruceros

El puerto de Tarragona, con la colaboración de Cruise Knowledge Club, ha organizado hoy jueves 11 de junio el primer webinar sobre la gestión de la “nueva normalidad” en el sector de los cruceros, dirigido principalmente a los agentes relacionados con el destino turístico de cruceros de Tarragona-Costa Daurada y titulado “Cómo prepararnos como destino para la llegada de cruceros al escenario `New Normal´”.

El webinar ha contado con la intervención del presidente del puerto de Tarragona, Josep M Cruset, que a dado la bienvenida a todas las persones participantes. Los otros ponentes del webinar han sido Luis de Carvalho, CEO de Bermello Ajamil & Partners Europe, y Ramón Hurtado, Global Product & Operations Manager de Intercruises Shoreside & Port Service. Todos los ponentes han explicado, desde sus perspectivas, las diferentes medidas que se tendrán que seguir en caso del inicio de la temporada de cruceros.

Tarragona sigue su apuesta por los cruceros

En su discurso de bienvenida, el presidente del puerto de Tarragona, Josep M. Cruset, ha destacado la trayectoria del proyecto de cruceros de los últimos años, con un aumento exponencial de pasajeros, y ha enfatizado que se trata de una industria estratégica tanto para el puerto de Tarragona como también para el territorio. El presidente del puerto ha explicado que “la evolución de cruceros ha sido muy importante en los últimos años a Tarragona, en términos cuantitativos, en número y cualitativos, por la gran valoración como destino por parte de los crucerista”.

Cruset ha puesto en valor el modelo de gobernanza del proyecto cruceros: “El mundo de los cruceros es un ejemplo de la articulación y cooperación de todas las instituciones del territorio”. La Mesa Institucional de Cruceros está formada por la APT, los ayuntamientos de Tarragona, Reus y Vila-seca; Turisme de la Generalitat de Catalunya, el Patronat de Turisme de la Costa Daurada, la URV, PortAventura y la Federación d’Empresaris Hotelers de Tarragona, Cambra de Comercio de Tarragona, entre otros.

El presidente del APT ha materializado el compromiso del puerto destacando “la apuesta por los cruceros que se refleja en la construcción del nuevo muelle de Balears”. La nueva terminal de cruceros situada al muelle de Balears podrá recibir a partir del 2021 cuatro buques simultáneos, con una línea de atraque de 700 metros en el  dique de Levante, más 450 muelles en el nuevo muelle de Balears, todo ello con 16 metros de calado que permitirá recibir los cruceros más grandes del mundo.

Cruset ha concluido su parlamento glosando las oportunidades de futuro que el territorio representa para la industria del crucero. “La proximidad con un nodo turístico muy potente como es PortAventura, y el futuro proyecto Hard Rock, proporcionan unas perspectivas de futuro, a medio plazo, todavía mejores”, ha explicado. Esto hace, según Cruset, que “la segunda terminal de cruceros en el contradique de los Prats sea una oportunidad para el territorio, que puede ser una realidad en el  2025-2027”.

Una situación compleja

Una de las ideas transmitidas en el webinar de hoy ha sido la constatación que la situación anterior a la crisis del Covid-19 era muy esperanzadora para el sector crucerístico. Había una gran demanda de buques  a nivel mundial, pero la nueva situación en la cual nos encontramos pide esperar a que repunte la demanda.

Una de las conclusiones de la jornada ha sido que la situación actual está pidiendo a las empresas del sector asumir muchos costes y también que cuando empiece a rebrotar la demanda no se volverá a la situación anterior, sino que habrá muchas cosas que cambiarán, igual que en la sociedad.

El puerto de Tarragona ha organizado un webinar sobre la gestión de la “nueva normalidad” en el sector de los cruceros, dirigido principalmente a los agentes relacionados con el destino turístico de cruceros de Tarragona-Costa Daurada

En el debate se ha abordado la situación de los cruceros y sobre todo la de los tripulantes. Algunas tripulaciones se encuentran en situaciones muy difíciles, por miedo o falta de procedimientos para recibirlos en sus países de origen. Otra de las consecuencias de la pandemia y que la nueva normalidad tendrá que tener en cuenta y que hará falta un protocolo.

No obstante, a pesar de las dificultades señaladas, el tono del webinar  ha sido optimista. Los expertos afirman que “mirando al futuro se ven brotes verdes para el sector”, ya que la mayoría de cruceristas que ya han viajado, o que han tenido que cancelar su viaje a causa del Covid-19, ya han hecho de nuevo reservas.

Cómo trabajar en la “nueva normalidad” y las clave para el retorno

Una de las claves para la nueva normalidad es que el consumidor necesita seguridad. La clave está que la información sobre los protocolos llegue de forma correcta y clara a las empresas y, después, y los propios consumidores tienen que poder saber en todo momento qué hacer y cómo actuar.

Es necesario, han apuntado los expertos, que todas las acciones vayan perfectamente coordinadas, como por ejemplo separación, señalización, evitar entrega de documentación, espacio por entrega de EPIs, protocolos para los sintomáticos, ventilación, formación personal, mejorar las medidas higiénicas y de desinfección. Para tal fin, es recomendable que exista una comisión de coordinación ante la cantidad y la complejidad de medidas a tener en cuenta.

Las cosas, han explicado los ponentes, se están moviendo en la buena dirección. Algunas navieras ya han avanzado sus nuevos protocolos, alineados con lo que recomiendan los gobiernos. No es extraño, dicen, porque las navieras siempre han estado en vanguardia de los protocolos de higiene y seguridad para los pasajeros.

No obstante, el sector depende de decisiones ajenas. Para poder volver a viajar hace falta un levantamiento de restricciones, que los países y puertos permitan la entrada de cruceros. Pero no solo de estos, sino que la vuelta al funcionamiento de la temporada de cruceros también depende y guarda una relación directa con los protocolos de salud y seguridad que se dispongan, de la disponibilidad de los hoteles con sus restricciones, de la accesibilidad a las atracciones turísticas (museos, calles, parques, etc.), a la disponibilidad de transporte público, trenes, autobuses o aviones; etc.

Tarragona, un destino con muchas oportunidades

Lo webinar también ha tratado de manera particular la situación de Tarragona, como destino turístico de cruceros. Según los ponentes del encuentro virtual, “la nueva normalidad exigirá crear nuevos itinerarios y destinos más pequeños pueden tener más oportunidades”. Serán necesarias nuevas estrategias, nuevos tours, nuevos clientes por parte de las compañías.

A pesar de que los cruceros han paralizado su actividad, se constata que las compañías se están preparando para la vuelta y buscan nuevas oportunidades para cuando los cruceros puedan volver a navegar. Las previsiones son que el primer turismo que se recibirá es el turismo doméstico y que la gente con alto poder adquisitivo será la primera en poder viajar.

Uno de los elementos que habrá que tener en cuenta es el miedo a grandes espacios y aglomeraciones, y por tanto, que la oferta se oriente hacia viajes más especializados, y en productos al aire libre que permitan distanciamiento social y, a la vez, una sostenibilidad económica.

Dos de las recomendaciones más repetidas para hacer frente a la nueva situación son trabajo en equipo y digitalización. Los agentes del sector coinciden en la necesidad de trabajar en equipo para conseguir los objetivos de retomar el turismo y aprovechar todas las ventajas que permite la digitalización: tecnología para promocionar destinos, conexión total para poder conceder ofertas y promociones en los puntos de visita, señalización en todos los idiomas, comunicación rápida y constante entre destinos y empresas de turismo.

La nueva normalidad en el sector cruceros

El puerto de Tarragona sigue trabajando para poder reiniciar la temporada de cruceros desde el primer momento que sea posible, siempre que las condiciones sanitarias lo permitan y dando toda la prioridad a la salud de las personas.

En la “nueva normalidad”, el turismo se verá afectado por los nuevos protocolos sanitarios y la implantación de medidas para minimizar el riesgo de contagio. Las cosas cambiarán de manera sustancial y todo el sector tendrá que adecuar su funcionamiento a estas nuevas normas y medidas.

Desde este punto de vista, el webinar ha contribuido a la necesidad de estar preparados ante la posibilidad que la temporada 2020 pueda reemprendrer su actividad, y para poder poner en marcha la logística con agilidad y seguridad desde el primer momento. Al mismo tiempo, también ha concretado de manera práctica a asumir que a partir de ahora habrá que implementar estas medidas para una reanudación en el 2020 o en la temporada 2021.

El inicio de la temporada todavía es una incógnita y los agentes implicados están a la espera de la evolución de los acontecimientos. En caso de no poderse iniciar esta temporada, todo el trabajo hecho hasta el momento servirá para preparar mejor la temporada 2021 que, según estudios del sector, está registrando niveles de reservas superiores a otros años.

Anterior artículoEl puerto de Barcelona aumenta sus conexiones con Turquía
Siguiente artículoEl suministrador Bayport se instala en Asturias