El puerto de Tarragona presenta sus virtudes logísticas ante el empresariado catalán

Este miércoles, día 20 de octubre, el Tinglado 1 del puerto de Tarragona ha sido testimonio de la XX edición de la Jornada Gresol. El encuentros ha sido inaugurada por el presidente de la Fundación Gresol, Emili Correig, que ha agradecido la asistencia de todas las persones participantes para dar paso al saludo inicial del presidente del puerto, Josep Maria Cruset.

El acto ha contado con personalidades como Antonio Zaforteza, CEO de Ocibar de Marina Port Tarraco, Marta Domènech, representando a la Generalitat de Catalunya, Maria José Figueres, rectora de la Universitat Rovira i Virgili y varios representantes de la Diputación y del Ayuntamiento de Tarragona. Más de 200 personas inscritas han participado activamente en conferencias y charlas para impulsar y explicar los grandes proyectos dentro de Catalunya.

En su saludo inicial el presidente del puerto, ha reivindicado la energía que se desprende de un espacio como el Tinglado 1 para acoger y organizar actos en el ámbito social, lúdico, cultural y empresarial. Ha destacado los 100 años de vida del Tinglado 1, un almacén pensado por el movimiento de mercancías donde centenares de operarios, con gran esfuerzo, llevaban a cabo la carga y descarga. “Hoy, ciento años después, como si fuera una analogía, aquí nos encontramos centenares de personas para mover e intercambiar conocimientos, experiencias y pericias”.

Puerto de Tarragona, hub logístico de Catalunya

El presidente del puerto, ha empezado su intervención, bajo el título “El puerto Tarragona, hub logístico en Catalunya’.

“Lase realidades que hoy son certezas al cabo de pocos días se transforman y dejan de serlo”. Con esta frase, Cruset ha puesto de manifiesto la necesidad de adaptación en el mundo tan cambiante que “si bien decían que es líquido, ahora parece más bien gaseoso por la velocidad en que cambian las reglas de juego cada día”, ha afirmado. Haciendo referencia al sector marítimo ha destacado que el 90% de las mercancías que se mueven a nivel mundial se mueven a través de buque, y de aquí la importancia del sector logístico marítimo a escala mundial, puesto que “cualquier incidencia en este sector tiene repercusiones a escala global y local’. Un dato que deja patente la importancia estratégica de la logística en la recuperación de la economía mundial, ha explicado Cruset.

La XX edición de la Jornada Gresol, celebrada en el puerto de Tarragona, ha sido testimonio de un encuentro entre empresarios y personalidades relevantes dentro del ámbito político, económico, social y cultural del tejido empresarial catalán

El replanteamiento del “statu quo” ha hecho que las empresas se planteen la recolocación de los centros productivos desde el Sudeste asiático hacia el Mediterráneo, ha explicado el presidente del puerto, y –en este contexto – el puerto de Tarragona apuesta para consolidar las líneas marítimas con Turquía y el Norte de África.

Además de conectar con el Mediterráneo Sur y Oriental, el puerto de Tarragona apuesta por la conexión con la Península Ibérica a través de carretera y del ferrocarril y con la apertura del Corredor del Mediterráneo, con el Norte de Europa. De este modo, afirma Cruset, el puerto de Tarragona es el vértice de tres triángulos que en el Camp de Tarragona confluyen, por un lado el vértice Turquía Norte-África, por otro la conexión hacia la Península a través del Corredor de Henares y el Corredor del Mediterráneo, y finalmente, con Europa a través de la conexión con ancho de vía europeo.

Esta situación del puerto Tarragona abre una ventana de oportunidad para todo el territorio, ha remarcado el presidente Cruset donde la clave estará en la mejora de la eficiencia de la logística y el transporte.

En esta línea, el puerto centra su crecimiento en el logro de objetivos propios y otras administraciones dentro de la estrategia “Horizonte 2023”.