El puerto de Valencia mantiene su apuesta de cero emisiones para el 2030

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) y la Fundación Valenciaport han explicado a empresarios de la Cámara Franco-Española las actuaciones que está llevando la APV para convertir a los puertos de Valencia, Sagunto y Gandía en instalaciones energéticamente autosuficientes y descarbonizadas para alcanzar el objetivo de cero emisiones antes del 2030.

“Unas acciones que pasan por la apuesta decidida y firme por la implementación de energías renovables con inversiones en energía eólica, fotovoltaicas o la construcción de una nueva subestación eléctrica”, ha destacado Federico Torres, director de Área de Medio Ambiente, Seguridad e Instalaciones de la APV, que ha participado junto con Eva Pérez, directora de Promoción de la Innovación y Sostenibilidad de la Fundación Valenciaport, en el webinar organizado por la comisión de energía y clima de la Cámara Franco-Española y por el puerto de Valencia.

Durante la apertura del acto, Ana Gil, consejera delegada de EDF Península Ibérica y coordinadora de la comisión de energía y clima de la Cámara Franco-Española, ha señalado que “uno de los principales objetivos que nos fijamos en la comisión, recientemente constituida, fue el de profundizar en los retos y desafíos de la transición energética, así como el de apoyar y promover iniciativas que contribuyeran al objetivo de descarbonización de la economía.

“El proyecto que ha presentado el puerto de Valencia, alcanzar 0 emisiones en el 2030, es sin duda alguna una gran apuesta por la sostenibilidad. Es, asimismo, un proyecto innovador y constituye una excelente oportunidad para establecer una colaboración con las empresas de la Cámara, las cuales estoy segura podrán aportar su experiencia y su savoir faire, a este ambicioso y fantástico proyecto que deseamos se lleve a cabo con éxito”, concluyó Ana Gil.

En esta línea, Federico Torres ha explicado que desde la APV se están siguiendo los pasos necesarios para cumplir con este objetivo. De hecho, la Conselleria d’Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica de la Generalitat Valenciana, ha dado el visto bueno a esta subestación eléctrica que “permitirá parar los motores de los buques cuando estén preparados para conectarse a la red una vez hayan atracado en el muelle, reduciendo la emisión de gases y de ruidos de las unidades que operan en el puerto”.

Este proyecto contempla las instalaciones de dos transformadores de 30 megavatios cada uno, lo que permitirá reducir la tensión recibida como paso previo para llegar a los muelles de las terminales para permitir la conexión de los buques a la red eléctrica.

El responsable del Área de Medio Ambiente, Seguridad e Instalaciones de la APV también ha recordado los proyectos de instalar 3.000 placas solares en las instalaciones del puerto de Valencia o la implantación en las cubiertas del puerto de Gandía para convertirlo en el primer puerto autosuficiente.

El responsable del Área de Medio Ambiente de la APV y la directora de Sostenibilidad de la Fundación Valenciaport, han participado en un webinar organizado por la Cámara Franco- Española para explicar el liderazgo del puerto de Valencia en la lucha contra el cambio climático y la descarbonización

También ha hecho referencia al proyecto para instalar una planta eólica que incluye entre 5 y 7 aerogeneradores. Inversiones que se añaden a los planes para el abastecimiento de GNL a buques o el uso de hidrógeno en instalaciones y maquinarias portuarias en el marco del proyecto H2Ports.

En este sentido, Eva Pérez, directora de Promoción de la Innovación y Sostenibilidad de la Fundación Valenciaport, ha destacado que “la iniciativa H2Ports para dotar de hidrógeno a maquinaría portuaria sitúa a Valencia como el primer puerto en Europa que realiza una actuación de este tipo”.

La directora de Promoción de la Innovación y Sostenibilidad de la Fundación Valenciaport también ha puesto en valor proyectos como Green Port para monitorizar las emisiones en tiempo real que permitan tener estimaciones sobre la calidad del aire, o el proyecto Green Cranes para la adaptación de grúas a combustibles sostenibles. “Iniciativas pioneras en el ámbito de los puertos que ponen en valor la apuesta del puerto de Valencia por la sostenibilidad en colaboración con el conjunto de la comunidad portuaria”, ha indicado Eva Pérez, quien ha añadido que “estamos trabajando con empresas y navieras para contribuir a su sostenibilidad medioambiental, con iniciativas como LNGHIVE2 para que Baleària adapte sus buques para ser propulsado con GNL”.

Eva Pérez ha destacado que el compromiso de Valenciaport por la sostenibilidad energética y la descarbonización se plasma en la elección de Valerncia como sede de Superlabs Ports, un proyecto en colaboración con Climate-Kic, un laboratorio sobre cambio climático en los entornos portuarios. “A través de esta iniciativa vamos a lanzar ayudas a tres empresas de creciente creación que colaboren con empresas portuarias para poner en marcha iniciativas contra el cambio climático”.

Un compromiso que viene de lejos

Federico Torres ha explicado que “el puerto de Valencia comenzó en los años 90 con actuaciones activas por el medio ambiente, que se refleja en una labor que permitió obtener las principales certificaciones europeas y españolas. Simultáneamente y como resultado de la mejora de la gestión, se inicia una política encaminada a reducir esta huella con una serie de medidas que van desde cambios en el alumbrado de los puertos hasta la incorporación de automóviles eléctricos”.

“En esta línea, se apoya la sustitución de los combustibles fósiles por la electricidad para que toda la energía consumida en el puerto provenga de fuentes renovables”, ha explicado Federico Torres. Fruto de estas actuaciones se reflejó en que el consumo de energía entre el 2008 y el 2016 se reduce un 25%, y la huella de carbono en estos años descendió un 17%”.

Artículo anteriorBoluda participa en los acuerdos de eficiencia y seguridad en los puertos del Mar del Norte
Siguiente articuloEl CEL colabora con una red de laboratorios para la transformación digital