El puerto de Vilanova se equipa con placas solares para ser autosuficiente

Las oficinas del puerto de Vilanova i la Geltrú se han convertido en un edificio autosuficiente energéticamente que se produce la energía eléctrica, con la colocación de 56 placas solares en la cubierta. Unos módulos que, a la vez, producirán energía para el punto de recarga de vehículos eléctricos del puerto, ubicado al aparcamiento del edificio. Estas placas fotovoltaicas han tenido un coste de 20.000 euros y se han instalado en una semana.

El nuevo campo de placas fotovoltaicas tiene una potencia de 20 kW para generar una potencia 32 MWh/año de energía renovable que implica dejar de emitir más de 6,2 toneladas de CO₂ a la atmósfera cada año.

Punto de recarga de vehículos eléctricos

El puerto de Vilanova i la Geltrú dispone desde el verano pasado de un punto de recarga rápida, que permite la carga simultánea de dos vehículos tanto con corriente continua como alterno, con una potencia de hasta 50 kW. El tiempo estimado de carga de un automóvil es de 15 a 20 minutos, según la batería del vehículo.

Esta equipamiento, que ahora se abastecerá con la energía renovable, contribuye a la transformación del modelo de movilidad y ayuda a disminuir los gases con efecto invernadero y la contaminación acústica, para favorecer la movilidad limpia y eficiente entre los usuarios.

La actuación realizada por Ports de la Generalitat se enmarca en la apuesta del Gobierno catalán por el medio ambiente y por las fuentes de energía renovables. El director general de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez, ha puesto en valor la colocación de estos módulos fotovoltaicos en el puerto de Vilanova i la Geltrú. “Supone una reducción de 6,2 toneladas de emisiones de CO₂ por año a la atmósfera, en beneficio del medio ambiente y del clima. Trabajamos y continuaremos trabajando con la instalación de equipamientos que produzcan energías limpias e impulsen la movilidad sostenible en los puertos, para ayudar a mitigar el cambio climático”, ha concluido Gómez.

Anterior artículoEl puerto de Barcelona aprueba la concesión del Hermitage
Siguiente artículoEl puerto de Tarragona finaliza las mejoras ferroviarias para los agroalimentarios