El sector marítimo francés apuesta por la I+D

El Comité Estratégico del Sector de Industria Marítimas (CESIM) francés ha  lanzado  su segunda convocatoria de selección de proyectos de innovación con el sello del Consejo de Investigación e Innovación de Industrias de la Mar (Corimer), una instancia de apoyo a los proyectos de I+D marítimo, que reúnen a los sectores público y privado. La convocatoria de proyectos se cerrará el 7 de noviembre y los seleccionados se comunicarán antes de final de año.

El CESIM reúne la industria naval gala, representada por la Agrupación de Industrias de Construcción y Actividades Navales, la industria offshore, las industrias y servicios náuticos, representados por la Federación de Industrias Náuticas (FIN), las energías marinas renovables, representadas por el Sindicato de Energías Renovables (SER) y la Asociación de Industrias de la Construcción Marítima (GICAN).

El CESIM permite la dirección unificada del apoyo a la innovación con el fin de orientar mejor las ayudas públicas y los proyectos estructurales que deben apoyarse, tanto para las administraciones públicas como para los industriales. Se ha optimizado el procedimiento de orientación y de tramitación de los proyectos con el fin de alinear los proyectos con los mecanismos de financiación más adecuados y para integrar mejor la cadena en el proceso de tramitación de los mejores proyectos.

Jean-Georges Malcor, presidente de Corimer

En el contexto de relanzamiento económico a raíz de la crisis del Covid-19, y de emergencia de grandes proyectos estructurales para el Sector de los Industriales del Mar, el Corimer ha seleccionado los ejes de I+D: – Barcos inteligentes y sistemas autónomos (Smart Ship) – Energía y propulsión (Green Ship) – Nuevos materiales y construcción inteligente (Smart Yard) – Recursos marinos (Smart offshore industries). Según el presidente de Corimer, Jean-Georges Malcor, el lanzamiento de esta segunda convocatoria marca la ambición de los Industriales del Mar de participar plenamente en la reactivación de la economía francesa y debe aflorar los proyectos que harán la industria marítima del mañana, gracias a buques más inteligentes, más verdes, y una mejor explotación de los recursos marítimos.

La agenda de la convocatoria y el plan de trabajo, propuesto en colaboración con BPI y ADEME, se pueden descargar aquí.

Anterior artículoLa contratación inmologística se reactiva y consolida Valencia como referente
Siguiente artículoLos transportistas autónomos del puerto de Barcelona eligen nuevo presidente