El tender logístico, oportunidad económica y humana

El tender logístico se ha presentado como una oportunidad económica pero también como una posibilidad de relación humana en una jornada del ciclo SIL Knowledge, en la que ha participado Marta Losada, gerente del Cluster Catalonia Logistic, como moderadora y los ponentes Irantzu Pérez, planning manager de Flamagas; Silvia Marín, directora de logística en Fritz Ravich; José Luis López, director de desarrollo en EGD Logistics; y David Mallén, director comercial de zaz Calsina Carré.

Marta Losada explicó los fundamentos del tender como solución a la necesidad de cerrar acuerdos comerciales de una forma transparente, basándose en unos parámetros técnicos y económicos tangibles.

Además, animó a profundizar en los diferentes tipos de tender posibles y explicó algunos casos de actuación de lo que hacen los mejores profesionales para ganar un tender, y qué se debe tener en cuenta para mantener el compromiso con la empresa solicitante. Y el primer aspecto valorado por todos es la humanización, poniendo las personas en el centro de todo el proceso.

El tender no es sólo precio. Se valora también calidad y servicio

A lo largo de la charla se puso de manifiesto que “un tender no es una subasta a la baja” aunque su enfoque habitual se basa en la reducción de precios, dijo David Mallén, para añadir que “para el transportista es también una oportunidad para conseguir seguridad en los medios y reducir la incertidumbre”.

Por su parte, Irantzu Pérez señaló que con esta práctica se busca un proveedor más un partner, ya que ofrecer un tender supone un gran esfuerzo organizativo, Recomendó “trocear el total” en varios lotes y renegociarlos cada 3 o 4 años.

La jornada sobre los tender registró un lleno total
La jornada sobre los tender registró un lleno total

Dijo José Luis López que “el mejor tender es el que no se hace” abogando por la humanización de las ofertas. Por otro lado, reconoció que muchas veces resultan clarificadores y permiten descubrir nuevos servicios en ambas partes del acuerdo.

Finalmente, Silvia Marín señaló que los tender evitan el abuso de condiciones y ayudan a conocer al proveedor de servicios, con todos los condicionantes que ello conlleva. También dijo que en los tender actuales se valora la vertiente medioambiental y el giro hacia la sostenibilidad, lo que encarece el producto. Se trata, pues, de conseguir resultados económicos positivos, con cierta mirada al medioambiente y también al factor humano.