El transporte gallego considera insuficientes las bonificaciones en la autopista AP-9

El Cluster de la Función Logística de Galicia y las principales asociaciones de transporte de mercancías por carretera de Galicia (Fegatramer, Apetamcor y Fetram) califican como “insuficientes” las bonificaciones que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana van a activar para el transporte pesado a su paso por la Autopista del Atlántico. Esta situación ya fue expuesta al delegado del Gobierno en Galicia al inicio de mes, cuando le comunicaron la insuficiencia de la bonificación del 20% ofrecida en su paso por la Autopista del Atlántico para el transporte pesado.

La AP-9 es la autopista estatal de peaje con más trafico de España

La AP-9, constituye la principal vía de vertebración interior de Galicia lo que se demuestra en su intensidad de tráfico, que ronda los 20.000 vehículos al día, con un 8,2% de pesados, que, en puntos clave como el puente de Rande, alcanzan los 60.000 vehículos al día. Es, por tanto, la autopista estatal de peaje con más tráfico.

Situación de los peajes gallegos

Las cuatro entidades opinan que los peajes suponen un problema de seguridad vial, de sostenibilidad y de competitividad de las empresas gallegas ya que existe una situación de desequilibrio a lo largo del territorio español. El mes que viene, con la finalización de la concesión y consecuente levantamiento de los peajes en la AP-7 y la AP-2, Zaragoza – Mediterráneo, un tercio de los kilómetros de peajes estatales se situarán en Galicia. Un porcentaje que se eleva hasta el 44% si analizamos los kilómetros de peajes estatales soportados por el noroeste de España. Esta es una situación gravemente perjudicial para nuestra economía que ve como los productos aquí producidos son menos competitivos por tener unos costes de desplazamiento un 50% superiores al resto del Estado como consecuencia de los peajes.

Elaboración del cluster con datos del mapa de tráfico DGC. 2019

Estudio realizado por el cluster

Un estudio técnico realizado desde el cluster identifica que, para que las bonificaciones sean realmente eficientes, se precisa que sean, como mínimo, del 55%, alcanzando el 100% en tramos como las circunvalaciones de las ciudades o en zonas donde la autopista debe servir como itinerario alternativo a la autovía A-55, en el entorno de O Porriño. Una tesis avalada por los datos de escaso impacto que tuvieron en el año 2015 las bonificaciones del 35% en una parte de la autopista, motivo por el cual solo duraron cinco meses en funcionamiento.

Peajes a las autovías

En la misma línea, el sector del transporte y la logística inciden en la necesidad de que, en el caso de implantarse un sistema de cobro por el uso de las autovías, este no perjudique a los territorios periféricos. En este sentido se recordó que la misma normativa europea que acepta y aconseja el cobro de peajes por el uso de autopistas insiste en la necesidad de que los territorios periféricos tengan una consideración especial para no ver perjudicado su desarrollo económico. Así se recoge en la Directiva 2011/76/UE cuando habla de “mejorar el acceso a las regiones periféricas” y su competitividad.

Anterior artículoPorts de la Generalitat finaliza la adecuación de la lonja de pescado de Llançà
Siguiente artículoEl puerto de Cartagena acogerá la primera bodega submarina de Murcia