El transporte público de Euskadi, ante la “nueva normalidad”

Euskadi se prepara para la “nueva normalidad” en el transporte público, tras haber avanzado a la Fase 1 de desconfinamiento, pero con matices. Las condiciones sanitarias originadas por el coronavirus, Covid-19, han aconsejado relajar en parte las medidas de confinamiento de la población, pero sin llegar a la apertura que puede verse en otros lugares.

Entre las normativas que ahora están en vigor, el Gobierno Vasco ha implementado una serie de medidas de obligado cumplimiento para el transporte público. Entre ellas, el uso obligatorio de mascarilla en los medios públicos y la toma de temperatura aleatoria entre los usuarios.

Controles aleatorios de temperatura y mascarilla obligatoria

Tras diferentes jornadas de pruebas, Euskadi ha comenzado a realizar con éxito los controles para la toma de temperatura con carácter aleatorio y disuasorio, con el objetivo de concienciar a la ciudadanía. Estos controles no se están realizando en puntos fijos, sino que se están llevando a cabo con equipos móviles en distintos accesos al trasporte público.

Antonio Aiz, junto a miembros de DYA y Cruz Roja

La Cruz Roja en Araba y la DYA en Bizkaia y Gipuzkoa se están encargando de realizar las mediciones de temperatura, que se llevan a cabo en estaciones de ferrocarril (Metro Bilbao y Euskotren) así como en las estaciones de autobuses intermodales de Vitoria-Gasteiz, Bilbao y Donostia.

Por último, se han instalado dispensadores de gel de manos en diferentes estaciones con acceso regulado donde existe un control de pasajeros mediante barrera. Los dispensadores se han situado en el interior de las estaciones, en vestíbulos o en los propios andenes.

El Viceconsejero de Infraestructuras y Transportes, Antonio Aiz, ha querido dar visibilidad a la nueva situación mediante una reunión con personal de DYA y Cruz Roja en la que se mostró el material que se utiliza a partir de esta semana y hasta nueva orden.

Reparto de mascarillas en marcha

Las 500.000 mascarillas entregadas por el Gobierno Vasco a los operadores de transporte autonómicos y locales, para repartir a personas usuarias que no disponen de la mascarilla por razones ajenas a su voluntad, ya están siendo repartidas. En concreto, las mascarillas que llevan a los vascos hacia la nueva normalidad de la Fase 1 son medio millón para los modos de transporte ferroviario (Metro y Euskotren) y de autobuses urbanos e interurbanos de titularidad autonómica y local. Cada operador público de transporte ha recibido una cantidad de mascarillas proporcional al número de personas usuarias y extensión de sus servicios. Así cada operador realiza la correspondiente entrega atendiendo a su especificidad y particularidad.

Anterior artículoLuz verde de la OMI para los cambios de tripulación
Siguiente artículoCarga Aérea Ayuda Covid-19 supera los 25.000 euros recaudados