El transporte se libra del cierre de establecimientos hosteleros en Castilla y León

La crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 en la Comunidad de Castilla y León parece fuera de control y se han tomado medidas excepcionales, como el cierre de dos municipios (Iscar y Pedrajas de San Esteban, en la provincia de Valladolid) y la imposición en toda la Comunidad de restricciones en los horarios de apertura a cumplir por los establecimientos de hostelería y restauración, según la Orden SAN/737/2020.

No obstante es preciso garantizar el acceso a los servicios de hostelería y restauración a los profesionales del sector de transporte de mercancías y viajeros en el ejercicio de sus actividades profesionales, tanto respecto de los establecimientos de suministro de combustible como de los centros de carga y descarga que cuenten con este tipo de instalaciones, con objeto de posibilitar así la actividad profesional de conducción y el cumplimiento de la normativa de tiempos de conducción y descanso, que son imprescindibles para poder llevar a cabo las operaciones de transporte.

La medida va vinculada exclusivamente a aquellos establecimientos de suministro de combustible o centros de carga o descarga que dispongan de cocina, servicios de restauración, o expendedores de comida preparada, con la finalidad de facilitar a los servicios profesionales del transporte de un servicio de restauración y catering que les permita el adecuado servicio de la actividad profesional. En este sentido, se ha añadido un apartado a la mencionada Orden que posibilitará la atención a los conductores profesionales en cualquier franja horaria.

Anterior artículoEl puerto de Almería presenta sus proyectos a las asociaciones de vecinos
Siguiente artículoMás de 75.000 trabajadores del transporte continúan en ERTE