El Tren de Noé contribuye a la protección medioambiental

El Tren de Noé tiene como objetivo aumentar la cuota del transporte ferroviario para contribuir en la protección medioambiental

Este viernes ha llegado a la Estación de França el Tren Noé, donde los ciudadanos podrán visitar la obra más larga del mundo hasta el próximo domingo 15. La presentación contó con Isaías Taboas, presidente de Renfe, Samuel Nevado, miembro del comité ejecutivo de Transfesa Logistics y Pau Filella, director general de Captrain España.

Inspirado en la historia más antigua de protección medioambiental, el tren ha circulado por diversos países europeos como un embajador climático de RFF

Isaías Taboas indicó que “por encima del interés particular está el interés general, donde con el objetivo de la sostenibilidad es muy fácil llegar a un acuerdo”. Samuel Nevado destacó que “necesitamos mayor soporte y estabilidad de los responsables políticos, de los gestores de infraestructuras y del propio sector ferroviario, para alcanzar los objetivos marcados”. Pau Filella expresó la necesidad que “el tren de mercancías ha de ser un negocio tanto para los clientes del transporte ferroviario, como para los propios operadores ferroviarios”

Es un tren de contenedores pintados con imágenes de animales por artistas reconocidos a nivel europeo. En España, Renfe Mercancías ha incorporado al tren dos contenedores que han pintado los artistas españoles Sabek y MisterPro.

El Tren de Noé es una iniciativa impulsada por la alianza europea Rail Freight Forward (RFF), de la que Renfe Mercancías forma parte con otras 15 empresas europeas de transporte de mercancías, además de de la UIC y CER. Transfesa Logistics y Captrain España están colaborando con Renfe Mercancías en esta campaña.

La campaña persigue que, con el horizonte de 2030, la cuota modal del tren se incremente hasta alcanzar el 30% como una importante aportación medioambiental. En la actualidad, Las mercancías que transporta el tren en Europa suponen un 18% del total. En España este dato apenas supera el 4%.

Si la cuota del tren se elevara del 18% al 30% en el transporte de mercancías en Europa, se evitaría la emisión de 290 millones de toneladas a la atmósfera y supondría un ahorro para la sociedad de 100.000 millones de euros

Pau Filella, director general de Captrain España, Samuel Nevado, miembro del comité ejecutivo de Transfesa Logistics y Isaías Taboas, presidente de Renfe

El transporte de mercancías por ferrocarril es un elemento clave para conseguir limitar el incremento global de la temperatura a 1,5 grados respecto a los niveles preindustriales, tal como se estableció en el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

100.000 millones de ahorro por costes externos para la sociedad

Según recoge el Libro Blanco del Transporte en Europa, elaborado por RFF, en la próxima década los hábitos de consumo indican que el transporte general de mercancías se va a incrementar un 30 por ciento.

El transporte por ferrocarril, tanto en relación con el transporte de mercancías como de viajeros, lleva aparejados ahorros por costes externos, por “externalidades”. Las externalidades positivas que hasta 2030 generaría el transporte ferroviario de mercancías en Europa si contara con una cuota del 30 por ciento del total, alcanzarían en la década los 100.000 millones de euros y la emisión de 290 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera menos, se consumiría 6 veces menos de energía y se reducirán las muertes por accidentes de tráfico ya que el ferrocarril ocasiona 85 veces menos accidentes que la carretera.

Carmen Rincón, directora general de Renfe Mercancías entrante, Isaías Taboas, presidente de Renfe y Abelardo Carrillo, director general de Renfe Mercancías saliente

En términos absolutos, el ferrocarril genera un coste por factores externos de 8 euros cada 1.000 kilómetros por cada tonelada transportada mientras que el de la navegación fluvial es de 11 euros, el del camión pesado es de 34 euros y de 145 el de los camiones ligeros.

En el mundo, el transporte de mercancías por ferrocarril, que cuenta con una cuota de mercado del 7 %, emite menos del 2 % del total de gases de efecto invernadero del total del transporte. Por lo que respecta al tipo de energía, el ferrocarril electrificado representa más de un 70 % en el mundo y cuenta con la ventaja de poder implementar energías renovables sin necesidad de cambiar de tecnología.

Rail Freight Forward

Rail Freight Forward es una alianza de compañías europeas de transporte ferroviario que se comprometen a reducir drásticamente el impacto negativo del transporte de carga en el planeta y la movilidad a través de la innovación y una combinación de transporte más inteligente. Busca implicar a las empresas ferroviarias, los administradores de infraestructuras y los responsables políticos europeos para que actúen para la reducción del CO2 en el ambiente. RFF es una coalición amplia y en continua expansión compuesta por operadores de carga ferroviaria y apoyada por las asociaciones sectoriales CER, UIC, ERFA y VDV. Los miembros actuales de la coalición son: BLS Cargo, CD Cargo, CFL Cargo, DB Cargo, GreenCargo, Líneas, LTE Group, Mercitalia, Ost-West, Logistik, PKP Càrrec Group, SBB Cargo SNCF Logistics, ZSSK càrrec y Renfe Mercancías

Anterior artículoIñaki Echeverría: “quedan menos de 100 días para el IMO 2020”
Siguiente artículoBilbao presenta credenciales agroalimentarias en Castilla-León