Baleares licita la electrificación de muelles en los puertos de Eivissa y Palma

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) ha sacado a licitación dos proyectos para construir una infraestructura que permite la conexión eléctrica directa a tierra para buques en los muelles del Botafoc del puerto de Eivissa (Ibiza) y en los muelles comerciales del puerto de Palma. 

Según la APB, el importe de la licitación del proyecto del puerto de Eivissa es de más de 6,1 millones de euros, mientras que el presupuesto para el puerto de Palma es de más de 2,8 millones de euros. “La Unión Europea financia un 40% del coste de estas inversiones a través de los fondos NextGeneration”, recuerda la APB.

Ambos proyectos -enmarcado dentro de la estrategia medioambiental de la APB– prevén la alimentación eléctrica en media y baja tensión que permita el suministro de electricidad desde el puerto a los barcos que atraquen en el pantalán Sur del muelle del Botafoc del puerto de Eivissa y en el primer tramo exterior de los muelles comerciales del puerto de Palma. 

“De hecho, estas localizaciones de los dos puertos de interés general ya cuentan con preinstalaciones para cableados de sistemas de cold ironing”, destaca la APB señalando que el plazo de ejecución de las obras es de 12 meses.

Conexión eléctrica a tierra en los puertos de Alcúdia y Maó

La APB también ya tiene en marcha el proyecto de instalación de este sistema que permite la conexión eléctrica directa a tierra para buques en los puertos de Alcúdia y Maó.

Por un lado, el proyecto del puerto de Alcúdia se sacó a licitación el pasado noviembre y actualmente se encuentra pendiente de adjudicación. El sistema dará conexión eléctrica a tierra a los barcos que atraquen en los muelles de Poniente. El presupuesto es de 2,6 millones de euros.

Por el otro, el proyecto de cold ironing del puerto de Maó se llevará a cabo en el Cós Nou. En estos momentos, se encuentra en fase de recepción de ofertas, puesto que la licitación se publicó el pasado mes de marzo. En este caso, el importe es de 3,4 millones de euros.

En total, el organismo portuario invertirá 14,9 millones de euros en la implantación de sistemas de cold ironing en los puertos de Palma, Alcúdia, Eivissa y Maó.