Las navieras de cruceros se comprometen con la electrificación del puerto de Barcelona

El puerto de Barcelona y los principales operadores del sector de cruceros, tanto navieras como terminales, han acordado crear un grupo de trabajo para agilizar la conexión de los buques a la red eléctrica general una vez estén atracados, utilizando energía limpia con certificación de origen 100% renovable. Este grupo trabajará para alinear las infraestructuras en tierra con la disponibilidad de la flota.

El puerto de Barcelona y los operadores de cruceros crean un grupo de trabajo para agilizar el suministro de energía limpia a los buques

La creación de este grupo de trabajo se enmarca en un acuerdo de colaboración firmado por el puerto de Barcelona, Creuers del Port de Barcelona, Carnival Corp & PLC, Royal Caribbean Group, MSC Cruises, NCL Holding LTD, Viking Cruises y Virgin Voyages que tiene por objetivo colaborar activamente para ejecutar el proyecto de suministro eléctrico en los muelles del recinto portuario.

Se trata “de un importante paso que confirma el compromiso de la comunidad de cruceros con la ciudad de Barcelona y con el conjunto de la sociedad”, tal como ha destacado este miércoles Damià Calvet, presidente del puerto de Barcelona, durante la presentación del acuerdo, que ha tenido lugar a la feria Seatrade Cruise Med 2022 que se celebra en Málaga.

En el acto, Damià Calvet estuvo acompañado por Javier Rodríguez (General Manager de Creuers del Port de Barcelona), Michel Nestour (Vicepresidente of Global Port and Destination Development Euromed de Carnival Corp & PLC), Ukko Metsola (Vicepresident Government Relations for Europe and Asia-Pacific de Royal Caribbean), Gianluca Suprani (SVP Global Port Development & Shore Activities de la Cruise Division de MSC Group), Nicolai Skogland (Port Operations and Government Relations de Viking Cruises), Juan Trescastro (Virgin Voyages), Kelly Craighead (presidenta de CLIA Cruise Lines International Association), Marie-Caroline Laurent (directora general de CLIA Europe) y Alfredo Serrano (director de CLIA Spain).

Los representantes de las entidades firmantes del acuerdo han coincidido a señalar la implicación del sector de cruceros en la descarbonización del transporte marítimo y han subrayado que la conexión de los buques en la red eléctrica de origen renovable en el puerto de Barcelona eliminará de forma significativa las emisiones.

Esta colaboración entre el sector público y el privado permitirá cumplir los requisitos europeos de disponibilidad de conexión eléctrica en tierra para los buques en el 2030. Marie-Caroline Laurent, en representación del sector, ha asegurado que “este acuerdo entre el puerto de Barcelona y las navieras es un importante ejemplo de cómo se está acelerando la colaboración con el objeto de conseguir los ambiciosos objetivos climáticos que nos hemos fijado.

El equipamiento de nuestros buques con sistemas que permiten la conexión a la red eléctrica en tierra es un caso de turismo responsable en beneficio de las comunidades locales que visitamos”. Según cálculos del puerto de Barcelona, la electrificación de todos los puntos de atraque de los cruceros, el muelle Prat y las terminales de ferris de la dársena de Sant Bertran y el muelle de Costa supondrá la eliminación de 66.000 toneladas de CO₂ y 1.234 toneladas de NOx de las emisiones de la actividad portuaria. Es decir, se reducirá el 38% del NOx y del CO₂ emitido por los buquess durante su estancia en muelle y se eliminará el 22% de las emisiones de NOx y CO₂ de toda la actividad portuaria.

Nexigen, nombre que recibe el proyecto de electrificación de muelles del Puerto de Barcelona, requiere una inversión de 110 millones de euros y es una pieza clave para lograr el objetivo de ser un puerto climáticamente neutro en el 2050. Los primeros cruceros se conectarán en la red eléctrica del puerto el 2026.