El puerto de Rotterdam reduce por primera vez sus emisiones de CO2 por debajo de 1990

La infraestructura de los Países Bajos ha reducido sus emisiones de CO2 en un 10% durante el 2023

El recinto portuario de Rotterdam redujo en hasta 2,2 millones de toneladas sus emisiones de CO2 durante el 2023.

Según ha informado la Autoridad Portuaria del puerto de Países Bajos, estos datos significan una disminución de estas emisiones del 10% -en comparación con los datos del 2022-.

La Autoridad Portuaria destaca que estas cifras “son un tercio inferiores” a las del 2016, año en el que el puerto registró su “pico en términos de emisiones”. Asimismo, los datos del 2023 apuntan que los niveles de emisiones también “fueron inferiores por primera vez” a los del 1990.

Según apunta el puerto de Rotterdam, la caída se debe “principalmente” al funcionamiento de las dos centrales eléctricas de carbón que se ubican en Maasvlakte.

De hecho, en el 2023 estas plantas fueron capaces de reducir sus emisiones de CO2 “en un 38%”, según especifica el puerto de Rotterdam.

Las centrales eléctricas de gas aumentan ligeramente sus emisiones

Evolución de las emisiones de CO2 del puerto de Rotterdam desde el 2016
Evolución de las emisiones de Co2 del puerto de Rotterdam desde el 2016

Por su parte, las tres centrales eléctricas de gas del puerto aumentaron “ligeramente” la emisión de CO2 (en  concreto, 0,1 millones de toneladas). “En conjunto, las cinco plantas de energía produjeron un 20% menos de electricidad a partir de fuentes fósiles”, apunta el puerto de Rotterdam.

El puerto de Rotterdam pretende, de acuerdo a las “ambiciones de Europa y Países Bajos”,  reducir sus emisiones de CO2 en un 55% para el 2030 (en comparación con el 1990, año de referencia).