Los remolcadores europeos prevén un “grave” impacto del ETS en el Mediterráneo

La European Tugowners Association (ETA), que representa a los remolcadores europeos, se suma a la lista de operadores que trasladan su preocupación por la entrada en vigor del régimen de derechos de emisión de la UE para el sector marítimo (EU ETS) el próximo 1 de enero del 2024. Según indican, aunque apoyan las ambiciones de la Unión Europea en materia de sostenibilidad y sus metas para el 2050, el ETS “afectará gravemente a varios puertos de la periferia de Europa”.

En este sentido, especifican que los puertos europeos del Mediterráneo corren el riesgo de “dejar de recibir actividades de transbordo”, y subrayan el riesgo de concentración de emisiones en dársenas extracomunitarias o incluso su aumento por la necesidad de dibujar rutas más largas. Del mismo modo, apuntan a una pérdida de competitividad frente a puertos del Norte de África, lo que acarreará en una reducción de la inversión y una destrucción de puestos de trabajo.

Por ello, apuntan como recomendación llevar a cabo un estudio de impacto en las regiones y puertos europeos vulnerables antes de implementar el EU ETS. Del mismo modo, sugieren suspender el cobro de derechos de emisión para las actividades de transbordo, y que la medida correctiva de incluir puertos extracomunitarios en el esquema del ETS incluya a más recintos además de los puertos de East Port Said (Egipto) y Tanger-Med (Marruecos).

La ETA invita a consultar a las distintas partes interesadas en las regiones con mayor riesgo “para llegar a un ETS justo y que penalice a los más contaminantes sin poner en peligro la competitividad”. En esta misma línea, piden garantizar una igualdad de condiciones a nivel global en la aplicación de derechos de emisión al carbono, utilizando la influencia de la Organización Marítima Internacional (OMI) para que esta medida se haga realidad de forma equitativa.