Las empresas buscan capacidad de adaptación al medio

Javier Larena

Director del Máster en Gestión de Empresas Marítimo Portuarias y Derecho Marítimo de la Universidad de Deusto

La calidad de las prácticas y la empleabilidad, pilares fundamentales de la formación.

El programa de formación de Deusto ¿tiene en cuenta los nuevos retos de la logística? 

No podría ser de otra manera. Nuestro mayor esfuerzo se centra en la actualización permanente de los contenidos del máster y, en consecuencia, estamos siempre en contacto con las distintas empresas del sector, a fin de atender a sus demandas en este campo, y garantizar que nuestros estudiantes se encuentren perfectamente preparados para afrontarlas con éxito.

Explique un poco las características del máster

Los dos pilares fundamentales en los que se asienta el título, son, sin duda alguna, la calidad de las prácticas ofertadas y su alta empleabilidad –cercana al 100%-. Si a ello unimos un precio tremendamente competitivo –gracias a la subvención del Gobierno Vasco-; la realización de un viaje a Londres, como parte del programa del máster, para visitar las principales instituciones del sector; y una clara vocación internacional –empezando por el hecho de que más de un tercio de los estudiantes son extranjeros-, podemos afirmar que estamos ante uno de los principales medios de formación en lo que al sector marítimo se refiere.

¿Cuál es el perfil más habitual del estudiante de su máster?

Nuestro alumnado, aun caracterizado con el denominador común de poseer una marcada inquietud por adquirir un profundo conocimiento del sector, responde a perfiles muy distintos en lo que a su formación respecta, ya que no solo proviene del campo del Derecho, sino que también acceden al título de personas que han estudiado ADE, náutica, ingeniería industrial,… Entendemos que esta variedad resulta sumamente enriquecedora para el conjunto y cubre también, en la medida de lo posible, las distintas opciones que nuestros empleadores nos reclaman.

¿Ofrecen un seguimiento -formación continua- para actualizar conocimientos?

A través de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Facultad de Derecho, Deusto Alumni, se ofertan distintos cursos, conferencias y opciones formativas, que garantizan la formación continua de nuestros egresados.

¿Cuáles son los perfiles más demandados por las empresas del sector?

En general, se busca versatilidad y creatividad; capacidad de “adaptación al medio”. Son fundamentales la dedicación y el esfuerzo, pero, sobre todo, la capacidad de trabajar en equipo. Asimismo, resulta inexcusable el dominio del inglés, en cuanto idioma vehicular del sector.

¿Existe también una brecha de género en la formación en este campo?

No en lo que a nuestro caso respecta, desde luego. Es más, las alumnas superan en número a los alumnos, promoción tras promoción, y, lo que es más importante, no tenemos en absoluto la impresión –los hechos así lo demuestran- de que tengan más obstáculos para su incorporación al mercado laboral. El sector ha evolucionado mucho y muy positivamente en este sentido, si bien queda, a buen seguro, un largo camino que recorrer para alcanzar una equiparación total.

Los empresarios ¿están preparados y para acoger estudiantes en prácticas y ofrecer oportunidades de formación en sus empresas?

Sin duda. Las entidades que colaboran con nosotros, a pesar de su muy distinta naturaleza y ámbito de trabajo, se caracterizan por el denominador común de su disponibilidad y buen hacer en lo que a la oferta de prácticas y gestión de las mismas se refiere. Sin su inestimable colaboración, sería imposible alcanzar los objetivos que nos proponemos año tras año, y la merma de la calidad actual del título, sería muy importante. Estos argumentos se ven también reforzados por las valoraciones positivas de nuestros estudiantes.

¿Cuál es la apuesta de valor del Máster en Gestión de Empresas Marítimo-Portuarias y Derecho Marítimo?

Nuestra apuesta de futuro es la adquisición y retención de talento, así como la internacionalización, atendiendo al mismo tiempo a las demandas del sector, para garantizar de este modo la plena vigencia y utilidad práctica de los conocimientos adquiridos.