Empresas navarras conocen la intermodalidad del puerto de Barcelona

Casi medio centenar de personas, pertenecientes a distintas empresas navarras, han visitado el puerto de Barcelona, en un acto organizado por la Cámara de Comercio de Navarra con la colaboración de la Autoridad Portuaria, la empresa de logística integral Gimex, y Synergy, el operador ferroviario del grupo Hutchison Ports.

La visita, realizada por segundo año consecutivo, consistió en una recepción por parte de responsables del puerto, en la que se explicó su estructura y las diferentes partes en que se organiza en sus diferentes vertientes de mercancías, contenedores, vehículos, graneles líquidos, semillas, cruceros o ferries de pasajeros.

También se facilitaron los datos de tráfico de mercancías del puerto de Barcelona, que ascendieron a 70 millones de toneladas y cuatro millones de pasajeros en el 2022, convirtiendo a este puerto en el 4º más importante de Europa.

Intermodalidad ferroportuaria

Las empresas navarras visitantes pudieron comprobar las importantes obras de ingeniería realizadas, integrando el puerto en el centro de la ciudad, la dársena construida, la cercanía al aeropuerto del Prat y el cambio del curso del río Llobregat para dotar al puerto de unas mejores infraestructuras y organización.

Mención aparte merece la operativa ferroportuaria, el tráfico de mercancías en la que el tren carga y descarga mercancías en las terminales del propio puerto.

La oferta logística multimodal que ofrece la simbiosis entre Gimex, a través de la Terminal Intermodal de Noáin, en Navarra; y el operador ferroviario Synergy, que une esta terminal con la de Hutchison Best en el puerto de Barcelona, ofrece interesantes ventajas económicas y ecológicas para el comercio exterior navarro. En estas conexiones diarias incluyen incluso contenedores marítimos reefer para el sector agroalimentario, farmacéutico o químico.

La visita se completó con la visita a la terminal de Hutchison Best, donde se pudo observar la operativa de embarque y desembarque de contenedores de exportación e importación, y se pudo comprobar la magnitud diaria del tráfico de contenedores y la perfecta organización de ese tráfico.

Los visitantes pudieron conocer también las infraestructuras del puerto de Barcelona a ras de agua, con una visita guiada realizada a bordo de un barco.