Adif arrienda dos espacios de 23.000 m2 en las terminales de Abroñigal y Santa Catalina

Adif ha iniciado dos procesos de arrendamiento de dos espacios con una superficie superior a los 23.000 m² en la terminal de transporte de mercancías de Madrid-Abroñigal y la instalación logística de Santa Catalina.

El administrador de infraestructuras busca potenciar estos espacios para nutrirlos del ecosistema ferroviario y logístico que los rodean.

El espacio que se oferta en Madrid-Abroñigal, cuya terminal gestionó 2.776 trenes y manipuló 86.750 UTIs en el 2023, es una nave cubierta diáfana de 5.000 m² para destinarse a almacén logístico y distribución de mercancías.

El contrato tiene un importe mínimo de 1,2 millones de euros y una duración de cuatro años, con una inversión inicial necesaria de 30.000 euros para actuaciones en la plataforma Sur del acceso a la nave, la rampa y la señalización.

Por lo que respecta a la instalación logística de Santa Catalina, se licita una parcela de 18.200 m² con dos vías de 200 metros. El espacio se destinará a taller privado para realizar las actividades de reparación, mantenimiento y adecuación de material ferroviario, y el presupuesto mínimo del contrato es de 3 millones de euros, con un plazo de 15 años.

Para la nave de Santa Catalina, el adjudicatario deberá realizar una inversión mínima de 1,8 millones de euros destinada a la urbanización de accesos y la construcción del taller de mantenimiento ferroviario. En el caso de superar esta inversión mínima, se podrá ampliar la vigencia del contrato hasta un máximo de 5 años.