Toro y Betolaza espera un “efecto llamada” con la segunda escala de Finnlines en el puerto de Bilbao

Consignaciones Toro y Betolaza, como agente de Finnlines en nuestro país, espera un “efecto llamada” para nuevos clientes y mercancías del hinterland cercano, un incremento de volúmenes que se prevé gracias a la ampliación de su servicio hacia y desde el Norte de Europa con el puerto de Bilbao.

La compañía del Grupo Grimaldi ha anunciado que, a partir de la tercera semana del año próximo, duplica sus escalas en el puerto de Bilbao, pasando de una a dos, e incluyendo una parada en el puerto de Vigo, una vez por semana. Este importante incremento de las oportunidades de carga supone incluir un nuevo buque –“Finnsky”- a los tres barcos ecológicos de la clase Finneco que la compañía emplea en el desempeño del servicio. En el horizonte, a medio plazo, ya se trabaja en la posibilidad de una tercera escala semanal que permita mayores volúmenes a través de puerto de Bilbao.

Conexiones europeas de Finnlines, Grupo Grimaldi

Según el managing director de Toro y Betolaza, Gorka Zabala, la instauración de esta nueva escala supone un salto de calidad para el puerto de Bilbao, líder en el tráfico de short sea Shipping en el Arco Atlántico y que absorbe aproximadamente la mitad de su tráfico. Para llevarlo a cabo, tanto Toro y Betolaza como Finnlines han apostado con fuerza y han llevado a cabo un intenso despliegue comercial para el cierre de contratos y cargas suficientes para llenar los barcos tanto en las rotaciones de exportación como de importación.

Desde Toro y Betolaza se apuntan las facilidades que la Autoridad Portuaria de Bilbao ha puesto a disposición para esta nueva conexión. Entre ellas, la instalación de una nueva rampa ro-ro, con lo que se encuentran a disposición una en el muelle A5 y otra en el muelle A6 de la concesión de Consignaciones Toro y Betolaza, un espacio que se está quedando corto para las aspiraciones de crecimiento de la empresa.

Short y deep sea shipping

Semanalmente los buques de Finnlines harán una rotación Zeebrugge – Bilbao – Zeebrugge y otra rotación, ampliada, Zeebrugge -Bilbao-Vigo- Zeebrugge. A través del puerto de belga, la mercancía conecta con los servicios de la compañía hacia Irlanda, Reino Unido, Noruega y Suecia. Y, a través del hub de Grimaldi en el puerto de Amberes, se ponen a disposición las conexiones oceánicas con América del Norte y del Sur, África Occidental y Lejano Oriente.

La segunda conexión desde el puerto de Bilbao supone una excelente noticia puesto que supone un incremento de la capacidad para carga general, project cargo, siderúrgicos, contenedores y mercancía rodante, y se convierte en una alternativa al transporte por carretera.

Los buques de Finnlines duplican sus escalas en el puerto de Bilbao

Según explica el Line Manager de la naviera, Blasco Majorana, “Finnlines transporta sus mercancías centrándose en la sostenibilidad y la fiabilidad, manteniendo unas emisiones de CO2 más bajas en comparación con el transporte por carretera. El refuerzo del servicio entre Bilbao, Vigo y Zeebrugge tiene como objetivo ofrecer una alternativa sostenible y fiable al transporte por carretera”.

Por tanto, se ofrece la posibilidad de aliviar la escasez de conductores en ambos extremos de la cadena de suministro, favoreciendo la conciliación, y se mejoran los tiempos de tránsito puesto que se sortean las restricciones europeas a la circulación de vehículos pesados.

Nuevos buques “verdes”

Cabe recordar que Finnlines ha completado recientemente la renovación de su flota con la finalización de su Programa de Nuevas Construcciones Ecológicas, dotado con 500 millones de euros, un proceso que ha incluido la construcción de dos buques híbridos ro-pax (clase SuperStar) y tres buques híbridos ro-ro (Ultra Green), todos ellos equipados con tecnología ecológica de última generación.

En concreto, en el puerto de Bilbao operan los buques “Finneco” I, II y III, ahora reforzados por el “Finnsky”, una nueva serie de barcos híbridos Ultra Green que tienen una capacidad de transporte de 5.800 metros lineales cada uno, lo que equivale a unos 420 remolques o 2.500 vehículos, además de unos 520 teus sobre cubierta. Amplían su capacidad de carga hasta un 38% sobre la serie precedentes en sus 238 metros de eslora, 35 metros de manga y 64.575 GT. Añadir que su innovador diseño y su rampa de hasta 250 toneladas, permite operaciones de carga y descarga más rápidas y eficientes, una mayor flexibilidad para cargar cualquier tipo de carga, larga, pesada y hasta una altura de 7 metros.

Próximas escalas del servicio de Finnlines

En el apartado medioambiental, los tres nuevos barcos reducen el impacto contaminante de la flota y mejoran la eficiencia energética. Los sistemas de baterías de iones de litio permiten escalas “cero emisiones” (Zero Emission in Port) en los puertos y otros sistemas, como los motores de dos tiempos de bajas emisiones, los sistemas de reducción de emisiones, los paneles solares que recargan el enorme pack de baterías, y un innovador sistema de lubricación por aire, reducen aún más las emisiones.