Las escalas de cruceros se limitarán a 500 anuales en Palma de Mallorca

Representantes del Gobierno de las Islas Baleares y algunas de las principales líneas de cruceros del mundo han firmado un acuerdo que prevé una regulación de las llegadas de cruceros a las Islas Baleares. Según el acuerdo, al que se llegó tras dos años de negociaciones y tiene una vigencia de cinco años, se espera que en 2022 el número de escalas de buques de crucero en el puerto de Palma de Mallorca se limite a 500, un 14,5% inferior al del último año antes de la pandemia, 2019, cuando se registraron 538 escalas.

El acuerdo cuenta con el aval de los responsables de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) y las compañías Costa Cruceros, MSC Cruceros, TUI Cruceros, Royal Caribbean Cruises y Marella Cruises. Así, el año próximo el número de llegadas de buques de crucero se limitará de varias formas. De un lado, solo tres cruceros podrán escalar simultáneamente en el mismo día, con lo que se acabaron las llegas cuádruples y quíntuples de otros años. Además, solo uno de estos buques podrá tener una capacidad de más de 5.000 pasajeros. El acuerdo también prevé que, en ningún caso, se podrá superar un tráfico diario de 8.500 cruceristas en el cómputo semanal.

Iago-Negueruela
Iago Negueruela consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Trabajo del Govern Balear

El consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Trabajo del Govern Balear, Iago Negueruela, agradece a las compañías de cruceros por entender las peculiares características ambientales de Baleares y las especificidades del desembarco del Palma de Mallorca. Destaca también que el acuerdo establece por primera vez un límite real a la llegada de cruceristas a Palma, «algo que no hubiera sido posible sin la voluntad del sector». Negueruela precisó que el acuerdo no solo tiene como objetivo reducir las escalas de buques, sino que también abarca aspectos medioambientales con medidas que acompañarán a estos compromisos que se presentarán en las próximas semanas.