España abandera la descarbonización en su reelección en el Consejo de la OMI

España ha vuelto a ser reelegida como país miembro del Consejo de la Organización Marítima Internacional (OMI) durante su 33ª Asamblea. El Consejo de la OMI, órgano ejecutivo de la institución, está formado por 40 miembros bajo un mandato de 2 años. España, por su parte, se integra en la categoría B, que agrupa a los 10 países con mayores intereses en el comercio internacional.  

La elección se produce tras dos años de presidencia española del Consejo, de la mano del consejero de Transportes de la Embajada de España en Londres y representante permanente alterno de España ante la OMI desde 2016, Víctor Jiménez. Está por ver si, finalmente, Jiménez sale reelegido presidente del Consejo en las elecciones que se celebren el próximo jueves, 7 de diciembre. 

El objetivo que se ha propuesto España de cara a este mandato es “seguir siendo un agente activo en el desarrollo de políticas que refuercen la seguridad del transporte marítimo, mejoren las condiciones laborales de la gente de mar, reduzcan la contaminación procedente de los buques y avancen hacia un futuro de energías limpias y bajas emisiones, al tiempo que se impulsa la digitalización y se revitaliza la cooperación multilateral”, como trasladan desde el Ministerio de Transportes.

Miembro desde 1973

España participó por primera vez en el Consejo de la OMI en el año 1973, y desde el 2001 mantiene su posición en la categoría B de países con mayores intereses en el comercio mundial. El Consejo se compone también de una categoría A, que integra a los 10 países con más intereses en la provisión de servicios marítimos internacionales, y una categoría C, que incluye a 20 países por representación geográfica.