Los fertilizantes incrementan los volúmenes del puerto de Baiona

Los datos del primer tercio del año en el puerto de Baiona siguen mostrando una fuerte vitalidad en los tráficos. Y todo a pesar de un levísimo traspié en el mes de abril, con un incremento del 11,3% sobre los buenos datos del mismo trimestre del año pasado y aún mejores, hasta el 19,9% más en el acumulado anual.

El mes de abril, con un descenso de 3.836 toneladas sobre el mismo mes del 2023, ha sumado más de 243 mil toneladas gracias al protagonismo de los fertilizantes, el azufre, los químicos y los hidrocarburos refinados. En el lado opuesto de la balanza, los siderúrgicos y el maíz, dos partidas imprescindibles en el puerto de Baiona.

Las previsiones de los responsables del puerto de Baiona apuntan a bordear los dos millones y medio de toneladas y los datos actuales se acercan a los hitos intermedios, llegando al 34,4% en el grado de cumplimiento anual.

Cabe recordar que, en el pasado año, el puerto de Baiona movió un total de 2,3 millones de toneladas, un aumento de 250.000 toneladas respecto al 2022.

Suben los fertilizantes

Por mercancías, el movimiento de siderúrgicos vuelve a situarse en el primer lugar, sumando 244.912 toneladas entre chatarras, palanquilla, alambrón y planchas de acero.

El segundo lugar del ranquin lo ocupan los abonos, que suman 173.880 toneladas, y se apuntan un incremento en torno al 6% sobre el año pasado.

Los graneles líquidos se aúpan al tercer lugar del ranquin, sumando 115.112 toneladas. Muy por encima del tráfico esperado, y relegan al cuarto puesto al maíz, uno de los productos con mayor peso histórico en el puerto de Baiona, también reflejan una bajada importante que se arrastra desde inicio de año, y superan por poco las cien mil toneladas.