Febrero se presenta con novedades para el transporte por carretera

El Paquete de Movilidad de la UE, aprobado en junio del 2020, introdujo importantes novedades que afectan a diferentes ámbitos del transporte por carretera, si bien las medidas se están introduciendo de forma gradual. En el próximo mes de febrero entran en vigor cinco nuevas regulaciones: desplazamiento de conductores entre países de la UE, la exigencia del salario mínimo, acceso a la profesión y al mercado de transporte, la limitación del cabotaje y el registro de paso por frontera.

La nueva reglamentación tiene como objetivo lograr un mercado europeo de transporte con reglas más justas y armonizadas en materia social, laboral y fiscal y reduciendo las distorsiones de la competencia. Estas medidas, que fueron bien recibidas por el sector europeo, han generado una fuerte oposición y controversia por parte de los países del Este.

Competencia desleal

Uno de los caballos de batalla del transporte de mercancías por carretera es la competencia desleal que llevan a cabo las denominadas “empresas buzón” y las que se asientan en países con regulaciones más ventajosas. Así, se regula de forma más detallada el “requisito de establecimiento” que deben cumplir las empresas de transportes, exigiendo que tengan una actividad real en el país donde están establecidas.

Asimismo las nuevas reglas de acceso al mercado de transporte internacional fijan importantes restricciones a la realización perenne de operaciones de cabotaje que llevan a cabo algunas empresas deslocalizadas, ya que establece dos requisitos básicos para racionalizar su ejecución y desarrollo, de una parte el denominado “periodo de enfriamiento” de cuatro días que impide que se puedan realizar operaciones de cabotaje continúas dentro del mismo país y con el mismo vehículo en dicho plazo temporal, y de otra, la obligación para los vehículos que realicen transporte internacional de regresar cada ocho semanas al país donde está matriculado. 

Por otro lado, la nueva regulación exige que los conductores que realicen operaciones de transporte internacional o de cabotaje perciban el salario mínimo del país en el que el transporte es efectuado. La empresa deberá realizar previamente una declaración de desplazamiento de sus conductores para que el país donde se presta el servicio pueda controlar la correcta realización del mismo.

Registro de frontera

Para garantizar un control eficaz del cumplimiento de las nuevas medidas, al realizar controles en carretera los agentes deben constatar que se cumplen todos los requisitos exigidos para acogerse a la nueva regulación. Así, entre otras medidas de control, se contempla la obligación para los transportistas que realicen un transporte internacional de registrar en el tacógrafo cada vez que crucen una frontera. En el caso de que el aparato tacógrafo no lo registra automáticamente, el conductor deberá hacerlo manualmente. Y si el cruce de frontera se produce al viajar en un ferry o tren, el conductor deberá anotarlo en el puerto o estación de llegada.