Finnlines invierte 500 millones de euros en su nueva flota

La naviera Finnlines, perteneciente a Grimaldi Group, ha encargado la construcción de dos nuevos ferris para carga y pasajeros con destino a sus rutas en el Mar Báltico. Los dos nuevos buques, de la clase “Superstar”, se unen al encargo de tres buques híbridos, realizado en 2018, para lograr una renovación en la flota.

Los dos nuevos barcos, que serán entregados por el astillero China Merchants Jinling Shipyard (Weihai) en 2023, se convertirán los buques insignia de Finnlines tanto por su tamaño como por su tecnología. Los nuevos buques tendrán en torno a 230 metros de manga, 5.100 metros lineales de carga rodada y capacidad para acoger 1.100 pasajeros. Entre sus características, estarán en posesión de la más alta certificación para trabajar en mares con hielo (ice class) e incorporarán los últimos elementos técnicos de protección medioambiental.

En lo referente al pasaje, su diseño permite albergar diversas fórmulas de alojamiento y varias áreas exteriores e interiores, dotadas de servicios al viajero y con avances en términos de digitalización tanto en el check-in como en los servicios abordo. La carga, por su parte, se beneficiará de nuevas ventajas en su manipulado que garantizan un rápido traslado con la garantía tradicional de Finnlines.

Los nuevos buques de Finnlines supondrán 500 millones de euros de inversión

Según Emanuele Grimaldi, CEO de Finnlines, el programa de inversiones en nuevo buques, superior a 500 millones de euros, proveerá del mayor confort al pasaje al tiempo que se cuidan todos los aspectos relacionados con el medio ambiente.

Cabe recordar que la compañía Finnlines, está operada en el norte de nuestro país por Consignaciones Toro y Betolaza, ofreciendo escalas en diversos puertos del norte de Europa como Zeebrugge (Bélgica), Amberes (Bélgica), Teesport (UK), Tilbury (UK), Hull (Uk), Gotemburgo (Suecia), Paldiski (Estonia), Helsinki (Finlandia) San Petersburgo (Rusia), Lubeck (Alemania) y Fredrikstad, en Noruega, entre otros. Gracias a estos destinos, la carga puede ser transferida a cualquier destino en el Mediterráneo, África Occidental y la Costa Este de América del Norte y América del Sur.

Anterior artículoJornada técnica de UniportBilbao sobre Incoterms 2020
Siguiente artículoEl CTM visita el Consorci de la Zona Franca y el 3D Factory Incubator