Los fletes desde el puerto de Valencia alcanzaron su máximo  histórico en el 2021 

El indicador que mide la tendencia y evolución de costes de exportación del transporte de contenedores del Mediterráneo con el resto del mundo que toma como referencia el puerto de Valencia –el Valencia Containerised Freight Index (VCFI)– cerró el ejercicio 2021 con un máximo histórico al alcanzar los 4.063 puntos, lo que representa triplicar el valor desde el inicio de la serie histórica en enero del 2018. 

Una situación que se plasma en los tres subíndices de referencia: Mediterráneo Occidental que creció un 112%; Lejano Oriente con un aumento del 112%; y Estados Unidos y Canadá con una subida del 456%. El VCFI, al igual que otros índices, se ha visto condicionado por la elevada demanda de tráfico portuario, el precio del combustible marítimo, la congestión en algunos recintos, las disrupciones de las cadenas de suministro o el complejo entorno internacional. 

Además, en el caso del puerto de Valencia, también influyó el dinamismo que mostró la economía española, y especialmente, el sector exportador de su hinterland. Estas son algunas de las conclusiones del Informe Anual del VCFI que prevé para el 2022 un año de incertidumbre marcado por el conflicto en Ucrania, la elevada inflación o el proceso de normalización de las cadenas de suministro.

Así, el mercado marítimo internacional ha alcanzado durante el 2021 unos niveles de tensión sin precedentes, completando un horizonte de desafíos que estalló a raíz de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. Tras un periodo de contención en el nivel de los fletes durante la mayor parte del 2018 y el 2019, la tendencia se vio truncada por los efectos del Covid. La pandemia marcó dos periodos de evolución diferenciados: un primer semestre de ralentización, y en algunos casos de paralización de la actividad y el comercio internacional, y el segundo tramo del año con un intenso crecimiento de los fletes, provocado en gran medida por el crecimiento del comercio y sus efectos sobre los puertos y el mercado de transporte marítimo.

Esta tendencia creciente en los fletes marítimos de fin del 2021 se consolida y el VCFI cerró el año con 4.063 puntos, lo que representa un crecimiento acumulado de 306% desde el inicio de la serie histórica. Este dato se encuentra muy por encima tanto de los valores alcanzados en el 2019 como en el 2018, con valores de cierre del año del 10,13% y 9,85%, respectivamente. La tendencia alcista del índice es especialmente acusada en la primera parte del año, contagiada además por los efectos del bloqueo del Canal de Suez.

Según el Informe Anual del VCFI, 2021 ha estado marcado por el crecimiento del comercio y, por consiguiente, de la demanda de mercancías a transportar, lo que ha supuesto el incremento del volumen de tráfico portuario global durante la mayor parte del año. Esta subida del tráfico de contenedores en términos de distribución regional se ha dado de una manera dispar ya que la demanda se ha concentrado mayoritariamente en la zona de América del Norte. En esta línea, y según Alphaliner, al distinguir por rutas comerciales se observa un notable incremento en la evolución de los tráficos desde Lejano Oriente a Europa y EE.UU.

La evolución del mercado también ha estado influenciada por la congestión portuaria en muchos de los principales puertos del mundo. Por una parte, cabe destacar los colapsos en los puertos chinos donde los problemas empezaron a empeorar a partir de mayo del 2021 y alcanzaron su máximo a finales del verano debido a los cierres por brotes de Covid-19. Del mismo modo, los niveles de congestión aumentaron en los puertos de destino de importación, especialmente en Estados Unidos en los puertos de Los Ángeles y Long Beach, y en el caso de Europa los recintos más afectados fueron Amberes, Fos-sur-Mer, Le Havre, Génova o El Pireo, mientras que los puertos españoles mantuvieron menos problemas operativos.

Otro de los aspectos para entender la evolución de los fletes ha sido el precio del combustible. Así, según los datos ofrecidos por Ship&Bunker relativos al coste del bunkering (repostaje de buques en mar) en los 20 principales puertos del mundo, el precio medio del combustible IFO 380 (Intermediate Fuel Oil) se ha situado en 481,25$ frente a 337,50$ en el mes de diciembre del año anterior, lo que representa un incremento del 42,59%. De igual manera y aún con más intensidad, el VLSFO (Very Low Sulphur Fuel Oil) ha aumentado un 50,47%, pasando de 421$ en el mes de diciembre del 2020 a 633,50$ en el mes de diciembre del 2021.

Al analizar los fletes por áreas de los distintos subíndices, se observa una tendencia alcista generalizada para las tres áreas principales. En el caso de Lejano Oriente, el VCFI acumula un crecimiento desde el inicio de la serie en enero del 2018 del 274,30%, llegando a alcanzar los 3.742,98 puntos al cierre del 2021, con una tendencia alcista en todo el año con algunos meses puntales que se observaron decrecimiento. Algunas de las causas de este aumento fueron los elevados niveles de congestión, los cuales supusieron un fuerte recargo en los fletes de envíos hacia China. También merece la pena destacar el crecimiento en los tráficos de exportación de teus llenos desde Valencia a China, principal socio comercial del enclave valenciano en esta área y para el conjunto de los tráficos de contenedores llenos desde Valencia, el cual a lo largo del año 2021 incrementó en un 14,37% con respecto al año anterior, llegando a alcanzar un total de 612.497 teus gestionados (tanto de carga como de descarga), y propiciando que se dé una mayor presión sobre los precios del transporte.

El área de Estados Unidos y Canadá ha visto intensificado los precios de los fletes durante el año 2021, tras registrar un crecimiento moderado durante la mayor parte del 2020. A fin del 2021 se contabilizó un crecimiento acumulado desde el inicio de la serie en enero del 2018 del 457,93%, llegando a alcanzar los 5.579,27 puntos. Norteamérica ha sido una de las zonas más castigadas por los problemas globales de congestión, ausencia de equipamientos y tensionamientos máximos de las cadenas de suministros, derivando en una presión sobre los fletes. Además, también cabe señalar que Estados Unidos ha sido el principal país en el movimiento de contenedores de carga desde Valencia, donde se han expedido un total de 145.953 teus durante el  2021.

Por lo que respecta al Mediterráneo Occidental, el año cerró con un crecimiento acumulado del 111,73% desde el inicio de la serie en el 2018 y alcanzando los 2.117,25 puntos. En cuanto a la demanda, la exportación desde Valencia a esta área ha aumentado un 9,19% en el 2021 respecto al año anterior. Este fuerte crecimiento se debe principalmente a las exportaciones con destino Marruecos, que han aumentado un 26,96%, mientras que con Argelia se redujeron un -23,48%.