Los fletes desde Valencia caen un 6,2% y registran su tercer mes de descensos

Tercer mes consecutivo de los fletes de exportación desde el puerto de Valencia. Así lo ha registrado el Valencia Containerised Freight Index (VCFI) durante el mes de noviembre, mes en el que se refleja una caída del 6,28% respecto a octubre,  situándose el índice en los 4.146,26 puntos, acumulando de este modo un crecimiento del 314,63% desde el inicio de la serie en el 2018.

El comportamiento mostrado por todo el conjunto de las áreas que componen el VCFI ha sido a la baja, destacando la bajada en los fletes del Subcontinente Indio (-10,14%), EE UU y Canadá (-9,72%), el Lejano Oriente (-8,43%) y Oriente Medio (-8,24%).

Al mismo tiempo, la oferta global de buques se ha visto impulsada tanto por la caída en los niveles de congestión como en el ritmo de las entregas de los buques. Así, y en relación con la capacidad ofertada, de acuerdo con los datos de la consultora Alphaliner, el recuento de la flota de portacontenedores inactivos durante noviembre ha incrementado con respecto al mes anterior. En consecuencia, a finales de noviembre se contabilizaron 93 buques ociosos que constituyen un total de 565.443 teus (107.762 teus más que el último dato de octubre), representando el 2,2% del total de la flota activa, así como un 5,3% con respecto al total de esta.

También se destaca el hecho de que, a pesar de que todavía no se alcanzan las cifras pre pandemia, los niveles de congestión están mostrando una tendencia a la baja. Según los datos ofrecidos por la consultora Linerlytica del mes de noviembre, la congestión portuaria en el mercado marítimo en el ámbito mundial ha sido del 31% para el Norte de Asia, 29% en América del Norte y 10% en el Norte de Europa.

Se reducen los niveles de congestión

Además, y según la información proporcionada por Linerlytica a mediados de noviembre, el número de buques que esperan anclados en los puertos chinos habría disminuido aún más si no fuera por nueve barcos de más de 10.000 teus que están actualmente inactivos en varios lugares del norte de Asia, así como por el efecto que en los inicios de mes tuvo el tifón Nalgae sobre los puertos chinos del Sur. Respecto a los puertos estadounidenses, a mitad de mes el nivel de congestión de la costa Este aumentó ligeramente debido al huracán Nicole. Aun así, la cola de buques de los puertos de Los Angeles y Long Beach ha alcanzado el nivel más bajo en más de dos años. La situación en Europa no ha sufrido cambios ya que la huelga de Amberes en los inicios del mes de noviembre sólo provocó retrasos mínimos.

Otro de los factores que condiciona la oferta en el mercado marítimo son los mercados energéticos. Así, durante el mes de noviembre el precio medio del barril de crudo Brent ha sido de 92,44$ frente a los 93,33$ de octubre, lo que implica una ligera bajada del 0,95%. De manera similar, los combustibles marítimos en general han oscilado a la baja. A tal efecto, se ha considerado el precio del bunkering de los 20 principales puertos del mundo, según los datos ofrecidos por Ship&Bunker. Así, el precio del combustible VLSFO (Very Low Sulphur Fuel Oil) ha pasado de 739,5$ en octubre a 712,8$ en noviembre, representando una disminución del 3,6%.

Ligero descenso de los fletes en el Mediterráneo Occidental

En cuanto al subíndice del Mediterráneo Occidental, se observa un descenso del -1,62% con respecto al mes anterior, situándose en los 2.142,95 puntos, y acumulando un crecimiento del 114,30% desde el inicio de la serie en el año 2018.

De nuevo, se destaca el caso concreto de Argelia, donde el tratado de comercio al que el Gobierno de Argelia está suscrito con España sigue paralizado. Por su parte, las exportaciones desde el puerto de Valencia con Marruecos y Túnez han mostrado un ligero incremento con respecto al mes anterior.

En el Lejano Oriente caen un 8,43%

Para el área del Lejano Oriente, se observa una caída del -8,43% situándose en 2.564,54 puntos, lo que representa un crecimiento acumulado del 156,45% respecto al inicio de la serie en enero del 2018. Sin embargo y pese a que desde hace unos meses atrás se ha observado una ralentización con respecto a los intercambios comerciales con China, se percibe un ligero incremento en el último mes analizado con respecto al ejercicio anterior de los flujos de exportación de Valencia con China.

Con todo esto, y ante un escenario de alta incertidumbre, tanto a nivel geopolítico como en la economía internacional, no cabe duda de que la debilidad en la demanda agregada, junto con el exceso de oferta existente, está dando pie a un desajuste en el binomio formado por la oferta-demanda de transporte marítimo, cuya principal consecuencia está siendo el decrecimiento en los niveles de precio de los fletes.