Foodback, centro pionero en aprovechamiento alimentario de Mercabarna

Contenido patrocinado por: Mercabarna

El Foodback es el nuevo centro de aprovechamiento alimentario de Mercabarna, un proyecto pionero de bio economía circular que tiene como objetivo incrementar el aprovechamiento de frutas y hortalizas no comercializables, pero que son aptas para el consumo humano.

El Foodback es el equipamiento clave en el nuevo sistema de gestión de materia orgánica de Mercabarna, donde se hace la selección de frutas y hortalizas excedentarias aportadas por las empresas mayoristas del gran mercado para darles una segunda vida. Después de este cribado, el producto aprovechable para el consumo humano se distribuye a entidades sociales de toda Catalunya para que llegue a las personas que más lo necesiten. 

Paralelamente a la distribución directa de las frutas y hortalizas, desde el Foodback se impulsarán iniciativas de transformación de los alimentos para aprovechar al máximo los excedentes.

Ahora, con el Foodback se pretende ampliar el aprovechamiento alimentario y distribuir los alimentos sobrantes entre muchas más persones vulnerables.

El Foodback es uno de los legados del proyecto Barcelona Capital Mundial de la Alimentación Sostenible, al igual que otros que están siendo presentados durante el 2022.

En este equipamiento se realiza la selección de las frutas y hortalizas que, aunque están fuera del circuito comercial, son aptos para el consumo. Posteriormente, los alimentos se distribuyen entre entidades de acción social

Un proyecto de gran impacto social y un ejemplo colaborativo

El Foodback está gestionado por Mercabarna junto a actores de la economía social como la Fundació Banc dels Aliments de Barcelona y Formació i Treball Empresa d’Inserció SLU, y cuenta con la colaboración de Assocome (Associació d’Empreses de Mercabarna), Càritas Diocesana de Barcelona, Creu Roja de Catalunya, el programa Alimenta impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona, el departamento de Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural de la Generalitat Catalunya y la Fundació “la Caixa”.

Formació i Treball es la responsable de implementar la inserción sociolaboral de personas en situación de vulnerabilidad que hacen la selección de las frutas y hortalizas aportadas por los empresarios de Mercabarna, separando las que son aptas para el consumo humano y las que irán para materia orgánica.

El proyecto Foodback, que es posible gracias a la colaboración e implicación de 10 entidades y de las casi 600 empresas ubicadas en Mercabarna, pretende multiplicar por 2 el aprovechamiento alimentario en Mercabarna en 5 años, pasando de las 1.500 toneladas de productos recuperados actualmente
a las 3.000 toneladas.

La Fundación Banc dels Aliments de Barcelona es quien actúa de coordinador general de la instalación y también quien organiza la distribución de los alimentos seleccionados entre todas las entidades sociales. 

El Foodback es un proyecto pionero, ejemplo de la suma de esfuerzos y alianzas públicos y privados (ODS 17), que contribuye con la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles.

El Foodback es una instalación de 900 m2 y la infraestructura esencial del nuevo sistema de gestión de residuos orgánicos de Mercabarna

Multiplicar por 2 el aprovechamiento alimentario

Se estima que el desperdicio alimentario es la segunda fuente de emisiones del sistema alimentario y, por lo tanto, es la causa de un tercio de las emisiones provocadas por nuestra alimentación. Por tanto, cualquier estrategia para hacer frente al cambio climático desde el sistema alimentario tiene que incluir medidas para reducir el desperdicio.

El Foodback ocupa un almacén de nueva construcción de 900 m2 situado al lado del Punto Verde de Mercabarna, lo que hace que facilite la gestión de los residuos a los empresarios mayoristas del mercado.

Los factores fundamentales que harán multiplicar por 2 el aprovechamiento alimentario son los siguientes:

  • La recepción centralizada de productos destinados tanto al Foodback como al Punto Verde, porque permite que personal de Mercabarna formado para esta tarea decida qué alimentos pueden ser aprovechables para el consumo humano y, por lo tanto, tienen que ir al Foodback, y cuáles van directamente al Punto Verde para ser revalorizados como compostaje.
  • La profesionalización del personal del Foodback permite poder asumir la recepción de los kilogramos anuales de alimentos previstos y distribuir, en 5 años, unas 3.000 toneladas en estado óptimo, después del proceso de selección efectuado.
  • Además del Banc dels Aliments, la participación de Càritas, Creu Roja y el programa Alimenta impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona permiten hacer llegar los alimentos aprovechados a muchas más personas vulnerables.
  • La suma de esfuerzos entre sector público, privado y entidades sociales permite llevar a cabo el proyecto y financiarlo.
El Foodback es la equipación clave donde se realiza el triaje de frutas y hortalizas aportadas por los operadores de Mercabarna para darles una segunda vida

Inversión y presupuesto

La inversión, realizada por Mercabarna, ha sido de 1 millón de euros: 800.000€ en la construcción del edificio y el resto de las adaptaciones diversas de la nave y la cámara frigorífica.

El presupuesto anual de gastos de explotación se ha calculado en casi 400.000 euros, entre el personal involucrado en la recepción, la selección y la distribución de los productos; los vehículos, los consumos; las iniciativas de transformación de los alimentos; amortizaciones, etc. Estos gastos son asumidos por la Fundació “la Caixa”, el departament d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural de la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona y Mercabarna”.

Los objetivos del Foodback son:

  • Reducir los residuos orgánicos vegetales y aumentar aprovechamiento alimentario
  • Garantizar la trazabilidad y la seguridad alimentaria
  • Profesionalizar el triaje y favorecer la inserción laboral
  • Distribuir los alimentos a través de entidades sociales