Francia acuerda el desarrollo de sus espacios inmologísticos

La crisis sanitaria del Covid-19 y sus consecuencias económicas han puesto de relieve la importancia de las cadenas de suministro y su extensión ha provocado algunas tensiones con la sociedad y administraciones locales con la necesidad de establecer nuevos espacios logísticos, especialmente aquellos de mayor tamaño.

En este contexto, una treintena de actores franceses de logística inmobiliaria se han comprometido formalmente a promover un desarrollo logístico responsable. El acuerdo se ha firmado, tras varios meses de consultas, con el respaldo de las ministras de Transición Ecológica, Barbara Pompili; de vivienda, Emmanuelle Wargon; y de Industria, Agnès Pannier-Runacher.

Antecedentes

Ante la escasez de suelo logístico, el Gobierno encargó a la asociación France Logistique, presidida por Anne-Marie Idrac, y al Comisario General de France Stratégie, Gilles de Margerie, que llevaran a cabo una consulta con las partes interesadas en la logística y que analizaran las condiciones para el desarrollo de un sector inmobiliario logístico más responsable. Este proceso de consulta ha dado lugar a la citada carta de compromiso a seis años que incluye el objetivo es construir almacenes más eficientes en términos medioambientales, económicamente relevantes y más capaces de satisfacer las necesidades logísticas para los sectores inmobiliario de comercio electrónico y logística, ecológicamente responsables.

La carta de compromisos recíprocos incluye cerca de 30 acuerdos, tanto del Estado como de profesionales para acelerar la contribución de los bienes raíces logísticos a la transición ecológica y la recuperación económica, incluida la reubicación industrial. El compromiso de las autoridades públicas deviene “esencial”, para hacer posibles los acuerdos de los agentes privados, debido al marco regulador que exige el establecimiento de almacenes, y el papel de las autoridades públicas nacionales y locales, en la planificación regional y el acceso a la tierra.

Documento inmologístico firmado por las autoridades francesas

Eficiencia y medio ambiente

Con este estatuto, las empresas firmantes se comprometen a poner en marcha actuaciones ambiciosas, precisas y cuantificables para ofrecer almacenes eficientes en términos medioambientales, relevantes en términos económicos y capaces de satisfacer las necesidades de los territorios en materia logística inmobiliaria. Al mismo tiempo, el Estado apoya sus esfuerzos facilitando la recepción y la adecuada integración de estos almacenes en los territorios.

Esta carta establece en particular que los actores de la logística inmobiliaria se comprometen a instalar el 50% de su superficie cubierta con paneles fotovoltaicos con el fin de contribuir a los objetivos de desarrollo de las energías renovables, limitando al mismo tiempo su impacto en la ocupación de los suelos. También se favorecerá la instalación de almacenes en terrenos baldíos existentes en lugar de en terrenos con otras posibilidades para contribuir a la lucha contra la artificialización de los suelos. En el caso de grandes almacenes, superiores a 20.000 metros cuadrados, se presentará un estudio ecológico del emplazamiento que tendrá en cuenta, entre otras variantes, la plantación de setos que favorezcan la vida de la fauna autóctona, y a realizar el tratamiento de aguas pluviales.

Por su parte, las autoridades firmantes se comprometen a apoyar a los agentes inmobiliarios logísticos en el cumplimiento de sus compromisos, en particular durante el examen de la solicitud de autorización medioambiental. También a poner a disposición un inventario de terrenos baldíos y destacar los emplazamientos que pueden albergar actividades logísticas entre los emplazamientos «llave en mano”. Por último, se simplificarán los trámites legislativos e informativos para aclarar las dudas y conceder los permisos pertinentes con el fin de acelerar el plan de relanzamiento de la economía.

La presidenta de France Logistique, Anne-Marie Idrac, se felicita por la firma de estos estatutos que “reflejan el papel esencial de las empresas de movilidad de carga para acelerar la transición ecológica de la cadena de transporte y logística al servicio de sus clientes, y el éxito del método negociado con actores privados”.

Anterior artículoLa inversión logística en España prevé superar la marca de 2.000 M€ en el 2021
Siguiente artículoLa flota mundial necesitará 89.500 oficiales en el 2026