Francia empleará 30 millones para salvar las compañías de ferris

Las compañías galas de ferris se encuentran en graves dificultades debido a la afección de la pandemia derivada de la Covid-19, de la situación económica general y de las pesimistas previsiones ante la finalización de los plazos negociadores para el Brexit. En este contexto, y dentro de la política de “reafirmar la ambición marítima” expresada por los diversos mandatarios del país vecino, se ha tomado la decisión de apoyar con 30 millones de euros a las compañías de ferris, a añadir a la garantía de 115 millones en préstamos anunciada recientemente. Esta ayuda viene precedida del compromiso del primer ministro Jean Castex en el parlamento francés.

La Ministra de la Mar, Annick Girardin, ha recibido a las compañías de ferris para presentarles los detalles de la ayuda gubernamental destinada a salvaguardar su actividad y a preservar sus puestos de trabajo. En la recepción también estuvieron presentes los directores y directora de gabinete de Elisabeth Borne, ministra de Trabajo, Empleo e Inserción, de Jean-Baptiste Djebbari, ministro de Transportes, y de Jean-Baptiste Lemoyne, secretario de Estado de Turismo.

Plan inédito

El plan francés de salvamento de las empresas navieras en dificultades se ha calificado como “histórico e inédito”, puesto que prevé un mecanismo de asunción por el Estado de la parte salarial de las cotizaciones, un respiro adicional para las compañías que ya han podido beneficiarse de los dispositivos de derecho común, en particular del desempleo parcial y de los préstamos garantizados por el Estado. Sin embargo, la situación es tan grave que exige un apoyo excepcional a largo plazo. Según la ministra, “además preservar los puestos de trabajo, que es mi objetivo principal, también está en juego la competitividad del pabellón francés, que es también una de mis prioridades al frente de este ministerio”. Las reuniones con todos los afectados ha permitido conocer las dificultades reales del sector, en particular las financieras, y es por ello que se ha decidido intervenir en el mercado hasta “ver la evolución” del mismo.

La ayuda principal, valorada en 30 millones de euros, permitirá acompañar a las empresas en el reembolso en 2021 de las cargas salariales de los marineros de las compañías afectadas, como complemento de las exenciones de la parte patronal de la que ya se benefician. Para la realización del cálculo definitivo de las ayudas, se efectuarán consultas con las compañías y también con el Instituto Nacional de inválidos de la Marina (ENIM). Por otro lado, se van a articular una serie de medidas complementarias  y específicas dedicadas a la formación, así como otras relacionadas con el turismo y el atractivo de los destinos franceses.

Los cargos público bretones y normandos se reunieron en apoyo a Brittany Ferries

Apoyo local

El apoyo a las compañías de ferri se extiende también en el ámbito local. Así, en Bretaña, los cargos públicos se han reunido para apoyar a su principal armadora, Brittany Ferries, que recibirá 15 millones de euros del fondo común. En un acto público al que asistieron Nathalie Sarrabezolles, senadora y Presidente del Consejo departamental de Finistère, y Loïg Chesnais-Girard, Presidente del Consejo Regional de Bretaña, junto a la mayoría de cargos electos de la zona, se recordó que las regiones de Bretaña y Normandía están dispuestas a portar un total de 85 millones de euros adicionales para garantizar el futuro de la empresa.

A este respecto, cabe recordar que Brittany Ferries da empleo, mayoritariamente francés, a entre 2.400 y 3.100 trabajadores, de los que 1.700 son marinos a bordo de sus 12 buques. En 2019 movieron más de 2,5 millones de pasajeros, 900.000 automóviles y más de 200.000 camiones y semirremolques entre 9 puertos franceses, ingleses, irlandeses y los españoles de Bilbao y Santander. La crisis les ha afectado gravemente y la pérdida en la cifra de negocios para 2020 se cifra en unos 100 millones de euros, un cuarto del total anual de la empresa.