El CGAA considera “inaceptable e impropia” la situación fronteriza en Ceuta y Melilla

El Consejo General de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros (CGAA) ha comunicado que la situación que sufren los profesionales aduaneros en Ceuta y Melilla es preocupante.

“Desde que en el 2018 Marruecos cerrara unilateralmente la Aduana comercial de Melilla y restringiera drásticamente los tránsitos en Ceuta, el tejido empresarial y comercial de ambas ciudades autónomas sufre un grave deterioro”, lamentan en un comunicado.

El CGAA destaca que las negociaciones entre los gobiernos de España y Marruecos se han caracterizado por “anuncios públicos optimistas”. Sin embargo, a juicio de Antonio Llobet, presidente del Consejo General, “desde que en el 2022 se anunció una hoja de ruta de 16 puntos como prueba de lo fructíferas que eran las negociaciones, la Aduana de Melilla sigue cerrada, el puesto de control aduanero para mercancías instalado en Ceuta en virtud de los acuerdos no tiene actividad y, además, se mantienen los incumplimientos en materia de régimen de viajeros por parte de Marruecos”.

Según el presidente del CGAA, “por lealtad institucional y afán constructivo, hemos asumido hasta ahora una actitud discreta centrada en gestiones con todos los estamentos concernidos y lejos de actitudes maximalistas y posiciones estridentes. No obstante, dado el deterioro de la actividad de nuestros colegas de esas plazas, nos vemos obligados a denunciar públicamente una situación que se prolonga indefinidamente y es inaceptable e impropia de una frontera europea”.

En el mismo sentido, Remigio González, presidente del Colegio de Agentes de Aduanas de Ceuta, considera que “se habla de un acuerdo que no conocemos y que nunca llega para tener una frontera con los niveles de agilidad y fluidez mínimamente exigibles”. González añade que “nosotros no tenemos que reclamar nada” y que “será el Gobierno español el que tendrá que exigirle a la Unión Europea que resuelva un asunto con Marruecos que afecta a una de sus fronteras”.

Por su parte, Antonio Mena, presidente del Colegio de Agentes de Aduanas de Melilla, alerta que “llevamos cuatro años denunciando esta situación” y que “Marruecos incumple todos los acuerdos internacionales ante la pasividad del Gobierno de España”.

Asimismo, señala que “los aduaneros melillenses han participado recientemente en diversas movilizaciones con la cobertura de la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME-CEOE) para denunciar la situación y reclamar también la reimplantación de la bonificación de la Seguridad Social en los contratos laborales”.