La Zona Franca de Barcelona apoyará un centro neurológico de referencia

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona y la Fundación AVAN han firmado un acuerdo de colaboración para fomentar la adaptación  del espacio Petit AVAN. Se trata de un entorno de soporte terapéutico y de acompañamiento para niños y adolescentes que padecen enfermedades neurológicas y sus familias.

El nuevo espacio, que se ubicará en Terrassa, ofrecerá servicios de neurorrehabilitación, sensibilización, divulgación y ayuda. El proyecto consiste en la adecuación de la nave industrial Pont Aurell Armengol, cedida por el Ayuntamiento de Terrassa, y que está previsto que pueda llegar a atender alrededor de 60 niños al año.

Este nuevo espacio, de 150 m², tendrá unas características diferenciales del resto de las instalaciones de AVAN, y contará con un gimnasio y un rocódromo equipado con material específico para la neurorrehabilitación, la fisioterapia y la terapia ocupacional para niños y jóvenes; un despacho para la atención de psicología y neuropsicología, así como un despacho para la atención logopédica.

La Fundación privada AVAN es una entidad sin ánimo de lucro que ofrece apoyo terapéutico, asociativo y de ocio a las personas afectadas por alguna enfermedad neurológica, a sus familias o personas cuidadoras, para mejorar su calidad de vida.

Entre las enfermedades que tratan, se encuentran el Alzheimer, el Párkinson, el ictus, los traumatismos craneoencefálicos, los cuerpos de Lewy, la fibromialgia, la esclerosis múltiple o las lesiones medulares, entre otras. Asimismo, entre sus servicios destacan la prevención, sensibilización y divulgación a toda la población.

La entidad, fundada en Terrassa en el año 1993, atiende anualmente a más de 1.150 personas en el conjunto de sedes que tiene alrededor de Catalunya: un espacio en Sabadell (1.400 m2), otro en Rubí (130 m2), en Sant Cugat del Vallès (80 m2) y en Castellar del Vallès (90 m2).