La Fundación Valenciaport desarrolla una estación para geolocalizar a los remolcadores

El proyecto europeo MOSES, –AutoMated Vessels and Supply Chain Optimisation for Sustainable Short Sea Shipping-, una iniciativa que comenzó en el 2022 con el objetivo de mejorar el reparto modal del transporte marítimo de corta distancia en la cadena de suministro de contenedores, “ha finalizado recientemente con unos resultados destacables”, según apunta la Fundación Valenciaport.

En el marco de este proyecto, la Fundación Valenciaport ha desarrollado un prototipo del llamado Shore Tugboat Control Station (STCS), una estación de supervisión que recoge en tiempo real información de geolocalización de los remolcadores y la presenta en una interfaz gráfica.

Además, la participación en este proyecto ha permitido a la Fundación Valenciaport investigar distintas posibilidades y analizar los requerimientos para instalar en los muelles la infraestructura eléctrica de recarga de baterías “que permitan a embarcaciones feeder realizar este transporte de mercancías entre los puertos empleando sistemas de propulsión basados en baterías o hibridados con combustibles de bajas emisiones”.

MOSES diseña un nuevo feeder para operar en puertos pequeños

Según informa la Fundación Valenciaport, la mejora en el componente SSS (short sea shipping) de la cadena de suministro de contenedores se ha logrado “mediante una serie de innovaciones”. Entre estas, se incluye el diseño de buques feeder de transporte de mercancías, con un sistema de propulsión sostenible y preparado para operar en puertos que no dispongan de la infraestructura para la carga y descarga de mercancías.

Además, se ha incluido el desarrollo de un sistema autónomo de maniobra y atraque de buques “que proporciona independencia operacional respecto de la disponibilidad de los servicios náuticos portuarios (prácticos, remolcadores y amarradores)”, añade la Fundación Valenciaport.

MOSES ha contado con tres demostradores o pilotos 

El primero de ellos, incluyó una operación autónoma de una flota de remolcadores con sistema de automooring (tecnología de amarre automatizado) y supervisión remota, realizado en el puerto de Faaborg (Dinamarca) en octubre del 2023.

El segundo demostrador constaba de una operación autónoma de un feeder diseñado para los casos de uso contemplados en el proyecto para rutas short sea shipping; la ruta Valencia-Sagunto-Gandía y la ruta Pireo-islas griegas-Mykonos. La demostración se realizó en las instalaciones del Maritime Research Institute Netherlands, en Países Bajos en septiembre del 2023.

La última de las demostraciones, de un brazo robótico para operación autónoma de carga, se realizó en las instalaciones de la firma holandesa TNO, en Países Bajos, en septiembre del 2023.

“En definitiva, gracias a este proyecto se ha desarrollado un innovador feeder, más sostenible y eficiente, que ayudará con la optimización de los procesos de carga y descarga de contenedores. Todo ello con recursos propios, de manera autónoma y con independencia de la disponibilidad de los prácticos o remolcadores a la hora de entrar a un puerto, mejorando así la capacidad operativa de los mismos; en especial la de los enclaves portuarios más pequeños”, concluye la fundación.