Gerardo Landaluce denuncia ante la UE el cuello de botella Algeciras-Bobadilla

La sede del Ministerio de Fomento de Madrid acogió la reunión del Working Group de las TEN-T con los coordinadores del proyecto Autopistas del Mar (MoS), Kurt Bodewig y de los Corredores Mediterráneo, Iveta Radicova y Escandinavo-Mediterráneo, Pat Cox. En la cita, el presidente de la Autoridad Portuaria de Algeciras (APBA), Gerardo Landaluce, participó en la mesa redonda centrada en la conectividad en las fronteras europeas, en la que puso de relieve “el cuello de botella que supone para Europa la situación del tramo inicial de los corredores tanto Mediterráneo como Atlántico, es decir, la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla y su continuación hasta Madrid”. En este sentido, Landaluce subrayó que a pesar de que el tramo pertenece a dos corredores transeuropeos, “padecemos el no man’s land syndrome, nos hallamos en tierra de nadie, porque no se atienden las necesidades en ninguno de los dos corredores”.

MoS

En cuanto a las autopistas del mar, Gerardo Landaluce,  destacó en la estrecha relación que mantienen los puertos de Algeciras y Tánger Med, que absorben más de 300.000 camiones anuales entre una orilla y otra; el avance del proyecto para poner en marcha una autopista ferroviaria hasta Zaragoza que canalice parte de este tráfico de camiones con el objetivo de minimizar la huella de carbono; así como la necesidad de que la conexión marítima Algeciras-Tanger Med también quede incluida en el proyecto MoS de las TEN-T.

Anterior artículoBCL impulsará la FP Dual en la logística
Siguiente artículoEl puerto de Bilbao muestra su compromiso con la movilidad y la logística sostenible