La Generalitat amplía hasta 50 años la gestión del Port Olímpic al Ayuntamiento de Barcelona

El Consejo Ejecutivo del Gobierno de la Generalitat ha autorizado la ampliación de los 30 a los 50 años de la delegación de la gestión del Port Olímpic al Ayuntamiento de Barcelona. La posibilidad de alargar la delegación ya se preveía en el convenio inicial, aprobado en el 2019, ya que era necesario para amortizar las inversiones y los gastos y garantizar así un balance económico positivo de la gestión.

La decisión se ha tomado una vez constatada que el escenario económico de estos años ha sido marcado por factores que no se habían previsto inicialmente, como por ejemplo la pandemia, la crisis de suministro de materiales o la escalada inflacionaria. Todos estos factores han tenido un impacto en los presupuestos de los proyectos de inversiones en el puerto que comprometían el balance de la gestión pública.

El convenio entre la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona de delegación de competencias del Port Olímpic por un periodo de 30 años se aprobó en diciembre del 2019 y entró en vigor el 3 de abril del 2020.

En aquel convenio se hace patente que todo el sistema portuario catalán se rige por el principio de autosuficiencia financiera. Por lo tanto, los ingresos económicos de la administración portuaria tienen que ser suficientes para asumir los gastos de explotación, conservación, depreciación y amortización; las obligaciones legalmente exigibles; el mantenimiento y mejora de las condiciones medioambientales y de seguridad, y para obtener un rendimiento razonable en la explotación que permita la financiación de las inversiones en infraestructuras portuarias. Así pues, el balance económico de la gestión tiene que ser positivo.

En el momento de la aprobación del convenio, este balance positivo estaba garantizado. Sin embargo, los diversos cambios en el escenario económico internacional que se han producido desde entonces lo comprometían. Es por eso que el Gobierno de la Generalitat ha aprobado una adenda al convenio para alargar el periodo de delegación de la gestión de los 30 a los 50 años.

El Port Olímpic se abre a la ciudad

Esta ampliación de la gestión, se enmarca en un proceso de total transformación del Port Olímpic que supone una nueva propuesta para Barcelona y una renovada apertura de las instalaciones para la ciudadanía. 

Dentro de este megaproyecto, el Port Olímpic desea ser también el primer polo de la economía azul en Barcelona. Por este motivo, ha desarrollado una transformación en el muelle de Mestral y en el dique de abrigo, donde se están ultimando las actuaciones para la puesta en funcionamiento de 50 locales dirigidos a compañías de sectores vinculados al mar, como la organización de actividades náuticas, recreativas, formativas y divulgativas.